La Unión de Consumidores rechaza que se controle la basura que genera cada ciudadano

-ECOEMBES, un «monopolio» de la gestión de los envases en España

-La asociación denuncia que se conocerán datos privados del consumo de cada vivienda y que se obligará a comprar bolsas específicas para los residuos

La Unión de Consumidores de Cantabria rechaza el ‘pago por generación’ de basura propuesto por ECOEMBES que, obligará, entre otras medidas, a ‘fiscalizar’ los residuos de cada vivienda. Este sistema permitirá que se controle y conozcan datos de los residuos que genera cada ciudadano incluido, por ejemplo, los medicamentos que toma.

En opinión de la asociación, el acceso a esta información privada supone una ‘vulneración de la intimidad’. Además, también se pretende obligar a que la basura solo pueda depositarse en bolsas específicas para cada tipo de residuos por las que el consumidor tendrá que pagar. Una medida que favorece ‘forzar a los ciudadanos a comprar las que distribuirá ECOEMBES al precio que ellos decidan’.

La organización señala a ECOEMBES como ‘la sociedad que monopoliza la gestión de los envases en España’, que además ‘pretende que los ayuntamientos implanten un sistema de control de basuras domésticas’ para que cada familia pague solo un tasa municipal por lo que no recicle. La propuesta ya está siendo estudiada por el Ministerio de Medio Ambiente e incorpora algunas de sus recomendaciones.

Entre los mecanismos para controlar la basura de cada ciudadano se baraja la posibilidad de implantar un contador en todas las viviendas que mide cuántos residuos y de qué tipo genera cada vecino y determinar cuánto debe pagar por ello. Otra solución sería imponer el uso de bolsas de basura específicas que incorporan un código –que tendría que costear el consumidor- que permitirían, al arrojarlas al contenedor, establecer la procedencia de su dueño y determinar el tipo y cantidad de basura generada.

Unión de Consumidores de Cantabria denuncia que estas iniciativas tratan la basura como si fuese un negocio. El único interés del ‘pago por generación’ es el interés de las empresas que forman ECOEMBES, ya que el 60 por ciento de sus accionistas son grandes compañías de fabricación y distribución de productos envasados.

‘Cuando hay que tender a que se supriman las privatizaciones de los servicios de basura municipales y la gestión vuelva a ser pública, el lobby de los envases pretende lo contrario: convertir un servicio en un negocio’, afirma la asociación.

Por estas razones, Unión de Consumidores de Cantabria rechaza la iniciativa del pago por generación que ‘no supone ningún beneficio medioambiental, sino un beneficio empresarial para quienes lo inspiran y pretenden ejecutar’.

David Laguillo

https://www.cantabriadiario.com

David Laguillo (Torrelavega, 1975) es un periodista, escritor y fotógrafo español. Desde hace años ha publicado en medios de comunicación de ámbito nacional y local, tanto en publicaciones generalistas como especializadas. Como fotógrafo también ha ilustrado libros y artículos periodísticos. Más información en https://www.davidlaguillo.com/biografia