Las mujeres deben destinar un 12% más de sueldo que los hombres al pago de la hipoteca

  • Según pisos.com, los hombres tendrían que invertir el 49% de su salario neto mensual en el pago de la cuota, mientras que las mujeres el 61%.
  • La desigualdad salarial en España entre hombres y mujeres es del 20%, pero hay autonomías donde la brecha llega al 27%, dificultando aún más la compra de una vivienda
  • Solo comprando en pareja es posible cumplir con la recomendación del Banco de España de destinar como máximo el 35% de los ingresos mensuales

Madrid, 21 de noviembre de 2013.- El porcentaje de ingresos destinado a la compra de una vivienda difiere según el género, y esta diferencia puede verse incrementada de forma significativa en función de la autonomía. Según un estudio de un portal inmobiliario, si se siguiera la recomendación del Banco de España de no destinar más del 35% del salario neto mensual a la compra de una vivienda, únicamente los hombres que compren una vivienda en Castilla-La Mancha podrían asumirlo. Los hombres comprometerían el 31% de sus ingresos cada mes, mientras que las mujeres llegarían al 39% de su salario neto mensual, no pudiendo comprar en solitario en ninguna región.

Al comprar en pareja, el porcentaje es más llevadero, pudiendo enfrentar sin apuros la cuota hipotecaria mensual en todas las autonomías, excepto en el País Vasco (45%) y Baleares (36%). En Castilla-La Mancha (17%), Aragón (22%), Navarra (22%) Extremadura (22%) y la Comunidad Valenciana (23%) se dan los porcentajes de salario mensual combinado más bajos. La región donde más difícil lo tendrían los hombres sería el País Vasco, donde tendrían que destinar el 80% de su salario neto mensual a la cuota hipotecaria. Las mujeres ni siquiera podrían hacerlo, dado que el porcentaje subiría al 103%.

“Enfrentarse a un gasto fijo mensual como es la hipoteca requiere cierto análisis previo de las finanzas personales”, advierte Miguel Ángel Alemany, director general de pisos.com. “Las entidades financieras tienen muy en cuenta la capacidad de endeudamiento de los solicitantes de hipotecas, no concediendo préstamos por encima del 30-35%”. No obstante, Alemany no desanima a los potenciales compradores: “Si se dispone de ahorro previo y de ingresos estables, vale la pena buscar en el mercado una vivienda con un precio que se ajuste al presupuesto disponible. Igualmente, hay que negociar con el banco para tratar de reducir los intereses”, concluye.

Para disponer del 30%1 que no financia el banco, la autonomía donde se tendrían que ahorrar más sueldos mensuales íntegros es Canarias. Los hombres tendrían que acumular un año y medio de sueldo, mientras que las mujeres pasarían casi dos años hasta conseguirlo. En pareja, en solo 10 meses se costearía ese 30%. Al otro lado del ranking estaría el País Vasco, que se llevaría cuatro años de sueldo de los hombres, algo más de cinco de las mujeres y dos años y un par de meses si se compra en pareja.

Este informe, correspondiente a octubre de 2013, revela que las autonomías más caras y, por tanto, aquellas en las que la cuota hipotecaria mensual2 es más alta, son el País Vasco (1.471,29 €/mes), Madrid (1.012,14 €/mes) y Baleares (992,10 €/mes). Las regiones con las cuotas más bajas son Castilla-La Mancha (466,90 €/mes), Extremadura (578,95 €/mes) y Canarias (601,73 €/mes).

Tomando datos del Instituto Nacional de Estadística y de la Agencia Tributaria, los hombres que ganan un salario neto mensual más alto trabajan en el País Vasco (1.834,69 €/mes), Madrid (1.797,61 €/mes) y Cataluña (1.743,43 €/mes), mientras que las regiones donde cobran menos son Canarias (1.364,75 €/mes), Extremadura (1.379,47 €/mes) y Galicia (1.429,64 €/mes).

En cuanto a las mujeres, su salario neto mensual es más alto en Madrid (1.442,64 €/mes), el País Vasco (1.433,97 €/mes) y Cataluña (1.345,93 €/mes), y es más bajo en Melilla (1.041,06 €/mes), Ceuta (1.055,51 €/mes) y Galicia (1.147,75 €/mes). Las mayores brechas salariales entre hombres y mujeres se localizan en Melilla (27%), Ceuta (27%) y Navarra (24%), mientras que las diferencias menos abultadas se dan en Extremadura (13%), Canarias (13%) y Baleares (14%).