Los hosteleros cántabros, en pie de guerra contra la Ley Antitabaco

La Ley Antitabaco, con una prohibición total de fumar en todos los espacios públicos cerrados, sigue levantando ampollas especialmente en el sector de la hostelería, uno de los más afectados. Los hosteleros cántabros, agrupados en la Asociación de Empresarios de Hostelería de Cantabria, siguen denunciando que la Ley está mermando su negocio e incluso ha llevado al cierre de establecimientos y despidos de empleados.

Las pérdidas de facturación pueden llegar hasta el 30 por ciento, dentro de un sector que ya sufrió pérdidas económicas cuando la primera Ley Antitabaco, menos restrictiva al permitir la diferenciación de zonas para fumadores dentro de los locales, forzó a muchos empresarios hosteleros a realizar grandes inversiones económicas para adaptar sus locales a la normativa. Esas inversiones resultaron inútiles cuando, poco tiempo después, la restricción de la ley fue ampliada hasta la prohibición total.

La asociación cree que se hubieran podido encontrar soluciones intermedias.