• 19 de julio de 2024

Mantecón se querella contra Íñigo de la Serna, exalcalde de Santander y actual ministro de Fomento

El concejal de Santander Sí Puede, Antonio Mantecón, se ha querellado contra Íñigo de la Serna por lo que Mantecón considera ‘continuadas acusaciones vertidas por de De la Serna contra Mantecón por un supuesto desvío de dinero público para usos particulares’.

La acusación parte de una solicitud de Mantecón para utilizar una cuenta bancaria con objeto de ingresar la asignación correspondiente a su candidatura (Ganemos Santander Sí Puede), integrada durante 2015 y principios de 2016 en el grupo mixto.

Mantecón asegura que la cuenta, a nombre de varios compañeros del partido, ‘nunca tuvo ingresos ni movimientos de ningún tipo’. Y, siempre según el propio Mantecón, ‘todo se hizo con las preceptivas consultas a Intervención’.

El servicio de Intervención no ha realizado ningún informe al respecto “porque no hay nada de lo que informar”, según Mantecón, ya que finalmente no se utilizó dicha cuenta y se sirvieron de otro procedimiento (creación de una cuenta específica del grupo con su preceptivo CIF).

En cualquier caso, se da la circunstancia de que el grupo mixto no ha recibido dinero alguno de la asignación a la que tenían derecho como grupo político municipal durante 2015 y los primeros meses de 2016.

En el escrito de la querella se deja claro lo ‘infundado’ de dicho ‘supuesto delito’: “Las acusaciones de intentar desviar fondos públicos para usos particulares están totalmente fuera de lugar y más teniendo en cuenta la trayectoria del querellante. Antonio Mantecón, como ya apuntamos, es un profesional de prestigio, un ingeniero especializado en medicina nuclear, que no necesita la política para vivir. La ausencia de motivaciones de lucro personal se ejemplifican además con varios hechos: que la totalidad de su salario con dedicación parcial como portavoz lo cedió al personal eventual o que prácticamente todos los ingresos como concejal los haya donado al colectivo o partido Santander Sí Puede”, se argumenta en la querella.

Según Juanma Brun, abogado de Antonio Mantecón y redactor de la querella: “El alcalde extendió la sospecha de la existencia de un posible delito, cuando él sabía perfectamente –simplemente informándose a través de la Intervención municipal – de la falsedad de la simple insinuación”.
Y prosigue Juanma Brun: “Las injurias y calumnias proferidas por el querellado, alcalde entonces del Ayuntamiento de Santander, nacieron con el ánimo de destruir la reputación de un oponente político, concejal en el mismo Ayuntamiento”.

A lo largo de la extensa argumentación de la querella, de 54 páginas y 17 documentos anexos, se establece “sin lugar a dudas que las acusaciones de De la Serna son rotundamente falsas”, en opinión de Brun, que “Antonio Mantecón no es un tránsfuga ni desvió dinero público en caso alguno”.

De igual manera, en el escrito se insinúa “la connivencia entre el ex alcalde y la ex compañera de grupo de Mantecón, Tatiana Yañez, para menoscabar la imagen pública y destruir la reputación de un oponente político”.
Un oponente político que, según Brun, “había denunciado numerosos comportamientos ilícitos, principalmente en el ámbito urbanístico”, como el affaire de las VPO de la empresa pública del Ayuntamiento, del que fue presidente el ex alcalde.

Para el abogado de Santander Sí Puede: “Lo que el entonces alcalde pretendía con sus infamias e insidias, aparte de amedrentar a Mantecón para que cejara en sus denuncias, era destruirle políticamente en un intento de que sus acusaciones resultaran en el peor de los casos inanes”.
El escrito de la querella recalca mucho ese hecho: “Pues el Sr. De La Serna, aparte de pretender su ‘defunción política’ pretendía también en cierta manera su ‘defunción civil”. En dicho documento se recalca “el dominio de la escena mediática” y la “preeminencia política en la región” del ex alcalde.

“Habiendo conseguido, merced a este dominio, que el nombre de Mantecón se asocie en una parte importante de la opinión pública a la corrupción, a la mentira, a la deslealtad con los electores y al intento de desviar fondos públicos. En una ciudad como Santander, en cierto modo y no sólo en lo política, tan conservadora, es casi una muerte civil”, continúa el escrito de Brun. En ese último sentido, también se expresan las consecuencias que podría tener en su vida laboral, ya que Mantecón no vive de la política sino que es un profesional de prestigio en el ámbito de la sanidad nuclear.
El segundo punto de la querella es la acusación de tránsfuga contra Antonio Mantecón, derivada de su expulsión del grupo municipal Ganemos y de su consideración como “no adscrito”. Para Juanma Brun: “La acusación de tránsfuga es el insulto político por excelencia. El epíteto más dañino que puede dirigirse a un representante público”. En este asunto, el escrito se centra en “lo impropio de dicha calificación”, según Brun.
“La situación de Antonio Mantecón como concejal no adscrito no se corresponde en absoluto con la condición de tránsfuga que De la Serna le atribuye. No encaja con la definición del Pacto Antitransfuguismo, ni en la que incluyen los manuales de los juristas, ni tampoco en el propio significado del diccionario de la Real Academia Española (RAE). De hecho, Mantecón fue expulsado de un partido al que nunca perteneció. De hecho, ningún miembro de la candidatura pertenecía a Ganemos sino a Santander Sí Puede”.

David Laguillo

Síguenos en GOOGLE NEWS

David Laguillo

https://www.cantabriadiario.com

David Laguillo (Torrelavega, 1975) es un periodista, escritor y fotógrafo español. Desde hace años ha publicado en medios de comunicación de ámbito nacional y local, tanto en publicaciones generalistas como especializadas. Como fotógrafo también ha ilustrado libros y artículos periodísticos. Más información en https://www.davidlaguillo.com/biografia

.