Más de 88.000 cántabros sufren de pobreza energética

  • Las Juventudes Socialistas de Cantabria exigen al Gobierno del PP de Cantabria que deje de mirar hacia otro lado con la pobreza energética y actúe de alguna forma con los más 88.000 cántabros que la sufren.
  • 88.000 cántabros tienen dificultades para pagar la luz, según JSC
cantabria_diario_fotografias2975
Foto: archivo

Santander, 29 de octubre de 2014
La formación Juventudes Socialistas de Cantabria (JSC) ha denunciado este miércoles que, como consecuencia de la crisis y la ‘mala gestión’ del PP a nivel nacional y autonómico en política energética, multitud de hogares son incapaces de costear la energía suficiente para la satisfacción de sus necesidades domésticas básicas, lo que se conoce como pobreza energética.
Según el Secretario de Medio Ambiente de JSC, Jaime Pérez, “más de ochenta y ocho mil cántabros tienen serias dificultades para hacer frente al recibo de la luz al final de mes, debiendo dar prioridad o elegir entre qué cuestiones básicas de subsistencia pueden permitirse y cuáles no. Esto representa el 17% de los hogares cántabros. Esta situación es indigna y creemos que el Gobierno del PP en Cantabria debe dar alguna solución”.
Para Jaime Pérez “las consecuencias de la pobreza energética sobre el bienestar de las personas afectan a su salud física y mental. Según el INE, el 4% de los hogares de Cantabria no pueden mantener su casa a una temperatura adecuada, lo que supone un riesgo especial para niños, ancianos y enfermos”.
En palabras de Jaime Pérez “Frente a este grave problema existen dos formas de actuar, una es mirar para otro lado y la otra es plantear una solución que remedie estas situaciones dramáticas que sufren los ciudadanos. El Gobierno del PP ha optado por la primera opción, pero los jóvenes socialistas exigimos soluciones”.
Pérez sentencia “Ignacio Diego no puede dejar de lado a casi el 20% de los hogares de Cantabria. Por ello, desde las Juventudes Socialistas de Cantabria exigimos al Gobierno de Cantabria que ponga a disposición de todas las familias que sufren en Cantabria ‘pobreza energética’ una serie de partidas especiales y de ayudas sociales. Los poderes públicos no pueden dejar abandonados a su suerte a miles de cántabros”.