«Memento mori», una necesaria reflexión sobre el suicidio, obra del director cántabro Richard Zubelzu

«Memento mori», una necesaria reflexión sobre el suicidio, obra del director cántabro Richard Zubelzu
"Memento mori" (Richarz Zubelzu, 2019)
“Memento mori” (Richard Zubelzu, 2019)

-“Yo estaba en casa y fue horrible, me fui directa a la terraza y allí abajo estaba. Estuve a punto de tirarme yo también”, relata una madre

-“Si hay tantos casos de suicidios está claro que como sociedad algo estamos haciendo mal”, asegura una psicóloga

El suicidio es un tema tabú en la sociedad y también en los medios de comunicación. Los periodistas pasamos de puntillas sobre el suicidio, cuando no directamente maquillamos las causas del fallecimiento de la víctima bajo eufemismos como, por ejemplo, “por causas desconocidas”. Por eso es necesario abordar el problema, con tacto y sin sensacionalismo, a través de trabajos documentales como «Memento mori» (Richard Zubelzu, 2019). Del latín “recuerda que morirás”, el documental está disponible en Amazon y Filmin, y la cinta del director cántabro explora este delicado tema a través de testimonios de familiares de personas que se suicidaron.

Las muertes por suicidio duplican a las de los accidentes de tráfico. “Si hay tantos casos de suicidios está claro que como sociedad algo estamos haciendo mal”, opina la psicóloga Nuria de la Arena. “Cuando alguien toma la decisión de quitarse la vida es porque no recibió ayuda por ningún lado, y ahí somos todos responsables”, añade De la Arena, que incide en la necesidad de centrarse en la “prevención”.

Puede haber señales, pero lo esencial es no dejar sola a la persona, aunque en ocasiones “se llevan todas las respuestas y dejas de hacerte preguntas”, explica una madre.

Lejos del tan temido mito “efecto llamada” que dice que hablar o publicar sobre suicidio genera que otras personas materialicen sus pensamientos suicidas  (un mito que según prestigiosos colectivos de psicólogos hay que “desterrar”) se hace necesario escuchar las reflexiones de padres, madres, hermanos y personas del entorno de la persona suicida, generándose apoyo y comprensión que pueden contribuir a la prevención.

Memento Mori incluye el desgarrador testimonio de otra madre que estaba en casa en el momento del suicidio de su hijo: “Yo estaba en casa y fue horrible, me fui directa a la terraza y allí abajo estaba. Estuve a punto de tirarme yo también”, relata.

El Colegi Oficial de Psicólogos de las Islas Baleares (COPIB) opina que el apoyo social es un factor protector en cualquier proceso de enfermedad y trastorno mental y “lo es todavía más en personas con riesgo de suicidio”, señala el colegio en un comunicado.

El documental cuenta con la colaboración del colectivo artístico «Fm Art Collective» con fragmentos de su espectáculo «Bashdoor, la victoria absurda» centrado en el tema del suicidio. Los bailarines y coreógrafos Clyde Emmanuel Archer, Allan Falieri y Javier Monzón remarcan la sensibilidad del documental con insertos de danza entre los testimonios de las personas cercanas a quienes se suicidaron. El objetivo último: prevenir el suicidio.

“Solo existe un problema filosófico realmente serio, el suicidio.
 Juzgar si la vida es o no digna de vivir es la respuesta fundamental a la suma de preguntas filosóficas” (“El mito de Sísifo”, Albert Camus, 1942). La sociedad debe hablar sobre el suicidio porque bajo los sentimientos de “no tienes salida” existe la posibilidad de que, con la ayuda de su entorno, la persona vuelva a querer “conectar con la vida”.

«Memento mori» (Richard Zubelzu, 2019) fue galardonada con cuatro Premios Latino 2019: Mejor Dirección de Documental, Mejor Guión de Documental (Magda Calabrese), además de Mejor Documental Latinoamericano y Mejor Documental Social.

https://vimeo.com/324863956