El Palacio de la Magdalena se iluminará de rosa con motivo del Día Internacional de la Niña

-El pleno de la Corporación aprobará una declaración institucional, a propuesta del equipo de gobierno, con motivo de la celebración del Día Internacional de la Niña, que se conmemora el 11 de octubre

-Tejerina subraya que millones de niñas en todo el mundo se ven forzadas a casarse, sufren la marginación, la pobreza y la violencia, o se ven privadas de la educación, y apela a la implicación de instituciones y ciudadanía para defender sus derechos y conseguir la igualdad

El Palacio de la Magdalena se iluminará de rosa con motivo del Día Internacional de la Niña
El Palacio de la Magdalena se iluminará de rosa con motivo del Día Internacional de la Niña

La ciudad de Santander se sumará a la conmemoración del Día Internacional de la Niña iluminando de rosa el Palacio de la Magdalena y aprobando una declaración institucional con el fin de visibilizar las desigualdades y reivindicar los derechos de las niñas.

La concejala de Familia y Servicios Sociales, María Tejerina, ha subrayado que millones de niñas en todo el mundo se ven forzadas a casarse, sufren la marginación, la pobreza y la violencia, o se ven privadas de la educación.

Por eso, ha incidido en la necesidad de “denunciar esa situación, reivindicar sus derechos y seguir promoviendo políticas públicas que protejan a las niñas y permitan alcanzar la igualdad que aún hoy se les niega a millones de niñas y mujeres”.

Para ello, ha apelado a la implicación de las instituciones y del conjunto de la ciudadanía que, según dice, deben continuar trabajando para defender sus derechos, reforzar la participación de las mujeres y las niñas, y conseguir una verdadera igualdad de género.

Según ha señalado la edil, desde el Ayuntamiento de Santander se quiere lanzar una vez más un mensaje de apoyo a las niñas y mujeres de todo el mundo, y hacer también una llamada al conjunto de la sociedad para comprometerse con la defensa de sus derechos.

Con este objetivo, el Palacio de la Magdalena se iluminará el próximo 11 de octubre de color rosa, un gesto simbólico con el que la ciudad se suma a esta conmemoración y secunda el movimiento ‘PorSerNiña’, de la ONG Plan International.

Además, en el pleno de la Corporación del próximo jueves, 28 de septiembre, a propuesta del equipo de gobierno, se aprobará una declaración institucional suscrita por todos los grupos municipales y concejales no adscritos.

Con esta declaración, la ciudad de Santander manifiesta su compromiso de seguir trabajando para la defensa de los derechos de las niñas y en la implantación de acciones concretas que promuevan su participación en las decisiones que afectan a sus vidas.

Día Internacional de la Niña

En el año 2011 la Asamblea General de las Naciones Unidas estableció la fecha del 11 de octubre como el Día Internacional de la Niña con el objetivo de recordar y difundir a toda la sociedad mundial que a lo largo de la historia y en la actualidad millones de niñas en todo el mundo han sufrido y siguen sufriendo marginación y pobreza.

Actualmente, menos mujeres mueren en el parto, más niñas acceden a los sistemas educativos, las tasas de matrimonio infantil están disminuyendo, el número de mujeres políticas ha aumentado y también lo ha hecho el número de mujeres que ocupan cargos directivos en las empresas.

Sin embargo, “a pesar de la evidencia y del largo y difícil camino recorrido, la igualdad de género, así como el empoderamiento de las niñas y las mujeres, sigue siendo una promesa incumplida en la mayoría de los lugares del mundo”, tal como se señala en la declaración institucional que aprobará el pleno.

Por ello, se considera necesario hacer visibles las necesidades invisibles y denunciar las desigualdades, las diferentes formas de discriminación y abuso que sufren las niñas y poner de relieve la trascendencia de garantizar sus derechos.

En la actualidad hay 1.100 millones de niñas, “un poderoso grupo que pueda dar forma a un mundo sostenible y mejor para todas las personas”, agrega la declaración, que apuesta por implementar políticas públicas destinadas a la protección, la salud, los derechos sexuales y reproductivos, la educación, el empoderamiento económico y político y promoción de los derechos de las niñas como una “cuestión esencial de justicia e igualdad”.