PODEMOS exige a Revilla el cese inmediato de Víctor Gijón como director de internacionalización de Sodercan

  • El partido extiende la petición de cese a los responsables de su nombramiento

El diputado de Podemos Cantabria, Alberto Bolado, ha manifestado hoy tras hacerse pública la sentencia que inhabilita a Víctor Gijón para administrar bienes ajenos y declara culpable el concurso de acreedores de Grupo Digital 2006, S.L. que “es inadmisible que el Gobierno de Cantabria consienta que Gijón siga al frente de este departamento de la empresa pública para el desarrollo industrial de Cantabria ya que ha sido inhabilitado por sentencia judicial para administrar bienes ajenos, así como para representar a cualquier persona, sin poder ejercer el comercio ni tener cargo ni intervención directa administrativa o económica en compañías mercantiles o industriales”.

Para Alberto Bolado, Revilla tiene que actuar de inmediato contra los responsables de este nombramiento ya que si lo sabía, él también es responsable y si no lo sabía, debería de haber estado informado por lo que tiene que tomar medidas rotundas contra la responsable directa de este nombramiento, que no es otra que la vicepresidenta Rosa Eva Díaz Tezanos.

Es una “tragedia” que la empresa que tiene encomendado promover el desarrollo industrial de Cantabria esté en unas manos como las de Víctor Gijón y Salvador Blanco, cuya gestión ha sido cuestionada de manera reiterada tanto por la justicia como por la propia intervención general de Cantabria. “Y mientras tanto –denuncia Bolado- Revilla mirando para otra parte al tiempo que su socio de gobierno impulsaba una demanda política contra el Secretario General de Podemos Cantabria Julio Revuelta que ha sido desestimada por la justicia, cuya única intención era evitar que sigamos denunciando sus malas prácticas y sus manejos.

Bolado ha aseverado que, “el gobierno conocía perfectamente esta situación desde el propio momento en que Gijón fue nombrado como director de Internacionalización de la empresa pública SODERCAN, ya que precisamente el motivo por el que es inhabilitado es la injustificable demora en declarar el concurso de acreedores de la empresa Grupo Digital 2006 S.L. de la que Gijón era administrador único”.

Estos hechos, continúa Bolado, sin duda comparables con los que motivaron la dimisión del ex consejero de Industria socialista Miguel Ángel Pesquera, son en los que se basa la justicia para calificar el concurso de Grupo digital 2006 como culpable. A juicio del diputado de Podemos este retraso se produjo porque Gijón, que había recibido para su empresa Grupo Digital una subvención finalista del Gobierno de Cantabria de 97.000 euros justo antes de las elecciones de 2011, que tenía por objeto realizar publicidad institucional de Cantabria, prefirió destinar el dinero a otra finalidad: pagar a uno de los acreedores privados de su empresa en la esperanza de que sus “amiguetes” del PSOE pudiesen volver a formar gobierno y seguir de esta manera recibiendo dinero público. Al perder las elecciones –dice Bolado- se vio obligado a declarar el concurso de acreedores dejando sin cobrar a varios de ellos, entre otros al propio Gobierno de Cantabria, que no pudo recuperar nunca el dinero de esa subvención otorgada justo en época electoral y para publicidad. “Además, tal y como denuncié en sede parlamentaria, en total Gijón recibió cerca de 600.000 euros en subvenciones del Gobierno de Cantabria, fundamentalmente de las consejerías del Partido Socialista a cuya ejecutiva es cercano desde los años ochenta.

A juicio de Bolado su pésima gestión, consentida por Revilla, “nos está costando mucho dinero a los cántabros, subvenciones carentes de justificación cuyo objeto no se cumple y como premio le damos un puestuco en una empresa pública que si estuviese en mejores manos podría generar importantes beneficios para Cantabria. Es tan evidente que SODERCAN se ha convertido en la agencia de colocación del Partido Socialista que resulta público y notorio que Revilla se vio en la obligación de tragar en la negociación con los socialistas para la formación de gobierno dejando SODERCAN como empresa dependiente de la macro consejería de la vicepresidenta. De nada sirvió que el Parlamento aprobase reiteradamente que el lugar natural de la empresa dedicada al desarrollo industrial de Cantabria era la Consejería de Industria. El gobierno desoyó al Parlamento y Revilla prefirió no darse por enterado para comprar la estabilidad de su gobierno. Le dio lo mismo que para ello hubiese que permitir al PSOE encontrar un sitiuco para todos los suyos aunque en muchos casos carezcan de cualificación y aunque nos cueste a los cántabros mucho dinero”.

Podemos cree que, “sin ninguna duda la empresa pública lograría mucho mejores resultados para nuestra industria si en vez de nombrar como miembros de la dirección a los amiguetes, se hubiese nombrado a alguno de los 20.000 cántabros que se han visto en la obligación de emigrar de nuestra tierra y entre los que se encuentran muchos jóvenes mucho más preparados que alguien con un currículum tan mediocre cuyo único mérito es haberse colocado al calor del poder durante toda su vida profesional».

David Laguillo

https://www.cantabriadiario.com

David Laguillo (Torrelavega, 1975) es un periodista, escritor y fotógrafo español. Desde hace años ha publicado en medios de comunicación de ámbito nacional y local, tanto en publicaciones generalistas como especializadas. Como fotógrafo también ha ilustrado libros y artículos periodísticos. Más información en https://www.davidlaguillo.com/biografia