Quirós cree que hay intencionalidad política en recurrir el proyecto de las playas

  • El concejal pregunta por qué el Ejecutivo cántabro no ha llamado a Costas para pedir los informes

  • Afirma que el recurso es “una excusa para paralizar la actuación y hacer oposición” al Ayuntamiento de Santander

  • Alerta del “grave perjuicio” que implicaría frenar un proyecto que representa la “única alternativa” para evitar la desaparición de las playas de Bikinis, Peligros y la Magdalena y para garantizar la seguridad de bienes y personas

29, marzo, 16. El concejal de Medio Ambiente de Santander, José Ignacio Quirós, ha opinado hoy que la “premura” con la que el Gobierno de Cantabria ha respondido al mandato parlamentario sobre el proyecto de estabilización de las playas de Bikinis, Los Peligros y la Magdalena, “después de años de silencio” al respecto “evidencia una intencionalidad política clara”.

Según ha explicado Quirós, desde el inicio de la tramitación de este proyecto han pasado diez años en los que el PRC y el PSOE, “ni en el gobierno ni en la oposición, han mostrado preocupación alguna, y lo hacen justo ahora, con la obra ya licitada”.

Además, ha preguntado por qué después de ocho meses de legislatura no se han dirigido a la Dirección General de Costas para que les informe sobre las garantías ambientales y tampoco lo han hecho cuando se ha publicado la declaración de impacto ambiental favorable.

A su juicio, “si el Gobierno cántabro no se ha puesto en contacto con Costas, es precisamente porque su objetivo no es aclarar dudas sobre posibles afecciones ambientales, sino utilizar este asunto como excusa para paralizar la actuación y hacer oposición al Ayuntamiento de Santander”.

Para Quirós, la “diligencia” con la que se ha puesto a trabajar el Ejecutivo para encomendar a sus servicios jurídicos que estudien la posibilidad de recurrir la actuación “demuestra también que había un plan previamente concertado con sus aliados de Podemos, que les han facilitado la coartada para justificar una decisión que sólo trata de frenar el proyecto”.

El concejal de Medio Ambiente ha alertado del “grave perjuicio” que supondría ese recurso, porque aunque no prospere, su tramitación “podría paralizar” la ejecución del proyecto y “podría poner en riesgo” la consignación presupuestaria que existe ya para llevarlo a cabo.

Además, ha recalcado que el recurso podría demorar años una intervención que constituye “la única alternativa” para evitar la desaparición de las playas de Bikinis, Los Peligros y la Magdalena, y para garantizar la seguridad, tanto de las personas como de las infraestructuras y edificaciones situadas junto a estos arenales.

El concejal de Medio Ambiente ha reiterado que el expediente “cuenta con todos los trámites administrativos en regla” y ha sido sometido a un procedimiento de evaluación ambiental que concluye que quedan adecuadamente protegidos el medio ambiente y los recursos naturales.

Ha recordado que el Gobierno de Cantabria ya ha participado en la tramitación ambiental y el Ministerio de Medio Ambiente ha respondido a sus consultas sobre las posibles afecciones al LIC de las Dunas del Puntal y el Estuario del Miera.

Según ha recordado Quirós, la Dirección General de Costas pidió expresamente al CEDEX (Centro de Estudios y Experimentación de Obras Públicas) que analizara si existe o no esa afección, y este organismo descartó tales afecciones apoyándose en los estudios incluidos en el proyecto.

Por último, el concejal ha reiterado que el proyecto parte de un estudio en el que colaboraron los expertos más prestigiosos en el ámbito de la ingeniería oceanográfica y cuenta con un amplísimo respaldo ciudadano.