• 7 de agosto de 2022

Revilla defiende el consenso con el Estado para luchar contra el desempleo y reivindica apoyos europeos para el sector ganadero

El Presidente de Cantabria aboga en la Conferencia de Presidentes por un cambio de modelo económico basado en el conocimiento, las energías renovables y la industria del español:

 

El Presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, ha defendido hoy, durante su intervención en la IV Conferencia de Presidentes, un cambio de modelo económico basado en el conocimiento, la producción de energías renovables y la industria vinculada al idioma español, al tiempo que ha defendido la necesidad de alcanzar consensos con el Estado para acordar e implantar «lo más rápidamente posible» medidas concretas para reducir el desempleo.

Asimismo ha pedido al Gobierno de España que «luche» dentro de la Unión Europea por el mantenimiento del sector primario y ha hecho especial hincapié en la situación del sector ganadero cántabro, para el que ha reivindicado apoyos económicos que impidan que «los mercados y los precios obliguen al abandono de esta actividad».

Revilla se ha mostrado de acuerdo con la estrategia de crecimiento económico sostenible planteada por el Presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, porque el modelo económico que ha imperado hasta ahora «está agotado» y es necesario apostar por uno nuevo, que tenga como objetivo primordial «la creación de empleo y la modernización de España, a través del fomento de un crecimiento equitativo, sostenible y eficiente»

También ha repasado las causas que, a su juicio, han provocado la crisis, entre ellas «la priorización de actividades económicas de baja productividad, las bajas cotas de inversión en investigación, desarrollo e innovación, un gasto público en educación muy por debajo de la media europea y un sector de construcción residencial que captaba excesivos recursos del país y que generaba un endeudamiento progresivo».

Frente a esta situación y a pesar de la coyuntura actual, ha asegurado, «España está en condiciones de dar un giro radical y superar un modelo económico que nos ha deparado crecimientos más dependientes de la bonanza de los vecinos que de nuestras propias iniciativas».

33.000 millones de euros

En este sentido, ha abogado por que España lidere un nuevo modelo energético basado en las energías renovables como alternativa al petróleo, lo que permitiría ahorrar los 33.000 millones de euros que se destinan anualmente a pagar la factura petrolera e invertirlos en «investigación, desarrollo de nuevas tecnologías, universidades y conocimiento».

Asimismo, ha subrayado que Cantabria «predica con el ejemplo», en alusión a los proyectos que la Comunidad Autónoma está llevando a cabo de modo experimental para potenciar la producción de energía eólica marina y mareomotriz.

Para Revilla, las exigencias de la lucha contra el cambio climático obligan a afrontar ese cambio «si no queremos cargarnos el planeta» y España se encuentra «en las mejores condiciones» para impulsarlo e iniciar una nueva era, «convirtiéndose en un horizonte de 20 años en un país autoabastecido energéticamente y liberando recursos para corregir los grandes déficits que hasta ahora ha sufrido en otras materias con relación a los países desarrollados de nuestro entorno».

«Los siglos XVIII y XIX fueron los de la revolución industrial, basada en el carbón, la máquina de vapor, el tren y los barcos; desde finales del XIX y durante todo el XX vivimos la era del petróleo y el coche, y ahora estamos ante un nuevo cambio, porque dentro de 20 años el petróleo será una fuente de energía absolutamente trasnochada», ha explicado.

La industria del lenguaje

Por otro lado y entre las nuevas posibilidades de desarrollo que existen en España, ha subrayado «la industria del lenguaje», una potencialidad que «no se ha utilizado suficientemente hasta ahora», a pesar de los estudios que sitúan al español como lengua hegemónica a finales del presente siglo.

El Presidente ha aludido al «valor añadido» que el idioma inglés aporta a países como Reino Unido y Estados Unidos para ejemplificar que el español puede convertirse en «una industria imparable» y «un valor estructural de enorme trascendencia» si es aprovechado adecuadamente, como está haciendo el Gobierno de Cantabria con el Centro Internacional de Estudios Superiores del Español puesto en marcha en Comillas, en colaboración con el Gobierno central.

Grupo de trabajo sobre empleo

En cuando a las políticas de empleo, Revilla ha dicho que deben ser «la prioridad» de todas las Administraciones, por lo que ha apoyado la creación del grupo de trabajo propuesto por Rodríguez Zapatero «con el fin de acordar medidas concretas a implantar lo más rápidamente posible», dado que si bien las acciones de choque realizadas hasta ahora por los Ejecutivos central y regional «han sido efectivas», «todavía es necesario emprender otro conjunto de iniciativas en el ámbito del empleo, que se desarrollen de forma coordinada entre el Gobierno central y los gobiernos de las comunidades autónomas».

«Estamos ante una situación que nos compromete a todos y Cantabria no quiere rehuir su responsabilidad en estos momentos», ha declarado.

Apoyo al sector ganadero

Revilla también ha aprovechado su intervención en la Conferencia de Presidentes para instar al Gobierno de España a trabajar en Europa para que el sector primario sea «un sector subsidiado», ya que los mercados y los precios «obligan hoy al abandono de esta actividad».

«Estamos ante algo más que un sector económico; es la única manera de mantener a la población unida a los núcleos rurales y no podemos construir un mundo donde la gente viva exclusivamente en las ciudades», ha declarado.

El Presidente cántabro ha admitido que este sector no aporta grandes cantidades al PIB «en comparación con otros», pero lo ha defendido como una parte «fundamental» del entramado socioeconómico, que afecta «a una de las grandes responsabilidades que tienen que afrontar los Estados, al administrar los impuestos de los ciudadanos con el objetivo prioritario de corregir desequilibrios».

Ha reivindicado por ello que España luche dentro de la Unión Europea «por el mantenimiento de la actividad rural», pese a que suponga «una carga» en los presupuestos comunitarios, porque es «una obligación moral para corregir los desequilibrios poblacionales y mantener la identidad de numerosos núcleos rurales españoles».

Lealtad institucional

El Presidente de Cantabria ha pedido por último al Gobierno de España que actúe «con lealtad institucional» hacia las comunidades autónomas y no adopte «sin consultarlas» decisiones que puedan originar desequilibrios en los presupuestos autonómicos.

A este respecto denunció que se están tomando algunas decisiones que afectan «gravemente» a la planificación de ingresos y gastos, entre las que mencionó el mantenimiento de la ayuda de 400 euros para las rentas más bajas, que en el caso de Cantabria ha supuesto una reducción de 15 millones de euros en la previsión de ingresos.

Instó por ello al Presidente a consultar a las autonomías «antes de promulgar medidas que puedan conllevarles perjuicios a la hora de cuadrar sus presupuestos».

Compartir:

David Laguillo

https://www.cantabriadiario.com

David Laguillo (Torrelavega, 1975) es un periodista, escritor y fotógrafo español. Desde hace años ha publicado en medios de comunicación de ámbito nacional y local, tanto en publicaciones generalistas como especializadas. Como fotógrafo también ha ilustrado libros y artículos periodísticos. Más información en https://www.davidlaguillo.com/biografia