Revilla y Zuloaga defienden las medidas adoptadas para frenar la expansión del virus y garantizan a la Asociación de Hostelería un “esfuerzo extraordinario”

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Santander – 20.11.2020.- El Gobierno de Cantabria ha anunciado hoy nuevas ayudas a partir del mes de enero para los sectores más afectados por las actuales restricciones de movilidad y sanitarias vigentes en la Comunidad Autónoma, una “cantidad importante”, según ha adelantado el presidente regional, Miguel Ángel Revilla, que se sumará a los 15 millones de euros que el Ejecutivo pondrá a su disposición la próxima semana, a través de Sodercan y de la Sociedad Regional de Cultura y Deporte.

El anuncio lo ha realizado hoy el propio presidente en el transcurso de la reunión que ha mantenido en la sede de Peña Herbosa con la Asociación de Hostelería de Cantabria, junto con el vicepresidente, Pablo Zuloaga, y la consejera de Turismo Marina Lombó.

Revilla ha explicado que el Gobierno está negociando en estos momentos la cifra con los grupos parlamentarios, en el marco del debate presupuestario, y que la dará a conocer “en 6 o 7 días”. Y aunque no ha confirmado si se alcanzarán los 30 millones que reclaman los hosteleros, -“no sé si se podrá llegar o no”-, de los que 12,1 ya se incluyen en las ayudas que aprobará el martes el Consejo de Gobierno en sesión extraordinaria, sí ha asegurado que el Ejecutivo sabrá estar a la altura.

“Hasta ahí podemos llegar. Estamos haciendo un esfuerzo importante, porque poner este dinero supone quitarlo de otro sitio, pero el Gobierno va a estar a la altura de las circunstancias, ayudando al sector, para que podamos paliar este desastre hasta que acabemos con el virus”, ha dicho.

El presidente ha insistido en que todas las medidas implantadas en Cantabria tienen por objeto preservar la salud de los ciudadanos y ha pedido “un poco de compresión” a los empresarios: “Todas las medidas que se toman son las que nos ordena tomar Sanidad y quiero que lo entiendan. Me parece muy bien que se reivindiquen, pero todo el mundo tiene problemas y los dineros públicos son los que son”.

Revilla ha sostenido que, según las estadísticas, “el principal foco de contagio son los locales cerrados” y que el Gobierno “no está tomando medidas contra nadie”, sino que se limita a seguir las recomendaciones de los sanitarios. Y sobre las acusaciones que de los hosteleros son los “paganos”, ha reivindicado el apoyo continuado del Gobierno a un sector que es “uno de los activos más importantes de Cantabria”.

Finalmente, ha recordado que las decisiones que está tomando Cantabria para doblegar la curva de contagios van en la misma línea y son incluso más flexibles que las vigentes en otras comunidades vecinas como País Vasco, Asturias o Castilla y León, o en países como Francia, Bélgica o Reino Unido.

Por su parte, el vicepresidente del Gobierno, Pablo Zuloaga, ha incidido en el “esfuerzo extraordinario” que está haciendo el Gobierno para movilizar estos 15 millones de euros que, tal y como ha explicado, proceden del Presupuesto de Cantabria de este año y llegan después de los más de 130 millones de euros del I Plan de Choque que el Ejecutivo activó tras el primer estado de alarma del mes de marzo.

“El Gobierno tomará todas las medidas que sean necesarias para paliar los efectos económicos de lo que, no podemos olvidar, es una crisis sanitaria”, ha advertido el vicepresidente, que ha insistido en todas las decisiones que adopta el Gobierno “están marcadas por el objetivo de preservar la salud de los cántabros y las cántabras” y reducir “el dato muy negativo” de más de 500 contagios por cada 100.000 habitantes que hay actualmente en Cantabria.

Zuloaga ha alertado sobre el incremento de la presión hospitalaria, porque, “cuando se habla de una ocupación de UCI del 15%, significa que sus profesionales están trabajando al 115% de su capacidad”.

“Que nadie entienda que abrir una UCI es una buena noticia, es una mala noticia. Significa que más cántabros están hospitalizados y luchando por su vida contra un virus que deja muchas secuelas”, ha afirmado.

Por último, Ángel Cuevas, que ha asistido al encuentro acompañado por otros miembros de la Junta Directiva de la Asociación, ha señalado que los 30 millones que reclaman es una “cantidad digna” para un sector que tiene 25.000 trabajadores en Cantabria y que necesita en estos momentos la ayuda del Gobierno de Cantabria para superar la crisis.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD