Santander inicia una campaña para combatir plagas en el arbolado urbano con una suelta de insectos controlada

  • La concejala de Medio Ambiente ha explicado que se trata de una medida de prevención ecológica y natural que permite frenar las plagas del arbolado de la ciudad que a lo largo del verano son más visibles

  • La primera actuación tendrá lugar en 111 árboles de seis calles del centro de Santander, con la colocación de cajas de tamaño reducido que ayudarán a combatir plagas como el pulgón, la cochinilla y el tigre del plátano

Santander, 20 de junio de 2020-. El Ayuntamiento de Santander ha iniciado una campaña de prevención para combatir plagas en el arbolado urbano a través de una suelta controlada de insectos que proceden de biofábricas españolas y están debidamente registrados.

Así lo ha explicado la concejala de Medio Ambiente, Margarita Rojo, quien ha detallado que la primera actuación ha tenido lugar en seis calles del centro de Santander y ha consistido en la colocación de pequeñas cajas y blisters en cada árbol.

Un total de 111 árboles serán tratados a través de este proceso en esta primera suelta de insectos: 21 acebos de las calles Juan de Herrera, Cádiz y Lealtad; 40 plátanos de la Alameda de Oviedo y el Paseo Menéndez Pelayo; 20 carpes en la calle Sainz de Sautuola; 20 arces globosos en la calle Peña Herbosa, y 10 catalpas en la calle Hernán Cortes.

Rojo ha explicado que con esta actuación el Ayuntamiento, consciente de que el uso de productos fisiosanitarios conlleva unos riesgos para el medio ambiente y la salud de las personas, apuesta por tratamientos ecológicos y naturales para tratar las plagas del arbolado, cuyo coste está incluido en el presupuesto de las labores de mantenimiento que se realizan en las zonas verdes de la ciudad.

En concreto, el tratamiento consiste en la liberación mariquitas de dos puntos (Adalia bipunctata), micro avispitas parásitas (Aphidius colemani), crysopas (Crysoperla carnea) y otro tipo de mariquitas (Cryptolaemus m.), que se encargarán de parasitar plagas como el pulgón, la mosca blanca, la cochinilla algodonosa y acanalada y el tigre plátano.

La responsable de Medio Ambiente ha dicho que, aunque estas plagas no se aprecian todavía, a lo largo del verano provocan daños estéticos y fisiológicos en los árboles e incómodas situaciones derivadas de las malezas que segregan los pulgones y cochinillas.

De ahí que se lleve a cabo esta primera actuación, que se completará con otras sueltas controladas a lo largo del periodo estival en colaboración con ‘Hidrobiology’, empresa especializada en control biológico que trabaja a nivel nacional en este tipo de campañas.