Se reducen un 3,2% los pleitos ante los juzgados de Cantabria durante el segundo trimestre de este año

-Los órganos de la región ingresaron más de 19.500 asuntos, de los que casi la mitad eran penales, el 40% civiles, el 7% laborales y alrededor del 2,5% contencioso-administrativos

-Cantabria se mantiene entre las comunidades autónomas con mayor litigiosidad –33,65 asuntos por cada mil habitantes- frente a una media de 32,65, y la que más asuntos civiles ingresa

-Los tiempos medios de respuesta se sitúan en 3,2 meses en primera instancia y en 3,6 en segunda

Los órganos judiciales de Cantabria recibieron durante el segundo trimestre de este año 2017 un total de 19.565 asuntos, lo que supone un descenso del 3,2 por ciento respecto a los ingresados durante el mismo periodo de 2016.

De esos más de 19.500 asuntos, el 49,35 por ciento eran penales (9.656), el 41,09 por ciento, civiles (8.040); el 7,24 por ciento, laborales (1.416), y el 2,32 por ciento, contencioso-administrativos (453).

Así se desprende del Informe sobre la Situación de los Órganos Judiciales que trimestralmente elabora el Servicio de Estadística del Consejo General del Poder Judicial y que se ha dado a conocer hoy con datos correspondientes a los meses de abril, mayo y junio de este año 2017.

Este Servicio acompaña el informe con otro documento que, bajo la denominación Indicadores Clave, analiza una serie de variables que permiten conocer la calidad de la justicia en nuestra región.

Así, durante el segundo trimestre de este año cada juez de Cantabria recibió una media de 261 asuntos y dictó alrededor de 77 sentencias.

Además, el porcentaje de resoluciones finales dictadas por los jueces de carrera fue del 92,39 por ciento, el de recursos de casación devueltos confirmando totalmente fue del 85 por ciento y el de recurso de apelación, del 69 por ciento.

En cuanto a las duraciones medias de respuesta, en primera instancia se sitúa en 3,2 meses, y en segunda, en 3,6.

Cantabria, entre las de mayor litigiosidad

Cantabria se mantiene entre las comunidades autónomas con mayor litigiosidad, es decir, con mayor número de pleitos presentados durante el trimestre por cada mil habitantes.

Si la media nacional se sitúa en 32,65, en Cantabria sube a 33,65. Solo tres regiones tienen más litigiosidad que Cantabria: Canarias (40,34), Andalucía (37,54) y Baleares (34,16). En el lado opuesto se encuentra La Rioja, con 22,20 asuntos presentados por cada mil ciudadanos en este segundo trimestre.

La razón de la posición que tiene nuestra región se debe a los pleitos presentados en la jurisdicción civil, ya que Cantabria es la comunidad autónoma de toda España donde más se litiga ante los juzgados de primera instancia.

Su tasa de litigiosidad civil está en 13,83 asuntos por cada mil habitantes, con Asturias en segundo lugar (12,82) y una media nacional del 11,05. En contraste, los juzgados de primera instancia de Navarra reciben 7,78 asuntos por cada mil ciudadanos.

Se resuelve por encima de la entrada

De abril a junio de este año, los juzgados de Cantabria recibieron 19.565 asuntos y resolvieron 19.789, lo que coloca la tasa de resolución –la que pone en relación el volumen de ingreso con la capacidad resolutiva del órgano- en 1,01, esto es, se resolvió todo lo que entró y un uno por ciento más. La tasa media nacional de resolución también fue de 1,01.

Por jurisdicciones, todas resolvieron al menos el mismo número de asuntos que ingresaron.

Además, los seis juzgados laborales resolvieron un 8% más, esto es, alcanzaron una tasa del 1,08, lo que les sitúa en el grupo de cabeza y por encima de la media nacional (1,03).

Los contencioso-administrativos, por su parte, registraron una tasa de 1,04 -también superior a la media, de 1,02-, los penales alcanzaron una tasa del 1,01 –por debajo de la media nacional, de 1,02-, y los civiles se quedaron en una tasa del 1 -superior a la media, que fue de 0,98.

No obstante, pese a que todas las jurisdicciones resolvieron al menos la entrada y en algunos casos hasta un ocho por ciento más (los órganos laborales), los 19.789 asuntos resueltos son menos que los de un año antes: representan una disminución en la resolución del 9,5 por ciento, similar al descenso de la media nacional (9,6 por ciento).

Esos 19.789 asuntos resueltos se traducen en un total 19.605 resoluciones, de las que 5.749 eran sentencias, 8.082 fueron autos y 5.774, decretos.

Bajan los asuntos en trámite

Al final del trimestre, los órganos judiciales de Cantabria redujeron la bolsa de asuntos en trámite un 0,7 por ciento, pasando de 20.943 asuntos pendientes el 1 de abril a 20.802 el 30 de junio.

Así, la tasa de pendencia –la que pone en relación los asuntos pendientes con los resueltos en el periodo- fue en Cantabria de 1,05, inferior a la tasa media nacional (1,43), y la tercera más baja a nivel nacional, por detrás de Navarra (0,96) o Asturias (1,00). En el lado opuesto se encuentra Castilla-La Mancha, con una tasa de pendencia de 1,93.

Este índice permite estimar el tiempo que se necesitaría para acabar con la bolsa de asuntos en trámite con el mismo ritmo de resolución que en el trimestre y sin que se produjera ningún ingreso de nuevos asuntos. Si se multiplica la tasa por doce el resultado indica el número de meses que se necesitarían para acabar con la pendencia.

Así, mientras que en Cantabria se precisarían poco más de un año (doce meses y medio), la media española supone un tiempo de resolución de casi un año y medio (diecisiete meses). En el caso de Navarra, acabar con toda su pendencia le llevaría menos de un año (once meses y medio), mientras que Castilla-La Mancha requeriría casi dos años (veintitrés meses).

Por jurisdicciones, se observa que los órganos de la jurisdicción contencioso-administrativa de Cantabria son los que menos pendencia tienen de toda España (1,63) frente a 3,22 de la media, o 4,69 de Cataluña, la comunidad autónoma con mayor pendencia contencioso-administrativa.

En el resto, la pendencia de Cantabria también es inferior a la media: 1,42 frente a 2,06 en civil; 0,66 frente a 0,80 en penal; y 1,41 frente a 2,45 en social.

Los órganos de Cantabria, entre los menos congestionados

Por su parte, la tasa de congestión pone en relación el total de asuntos a resolver, es decir, los pendientes y los de nuevo ingreso, con el número de los efectivamente resueltos.

En Cantabria, esta tasa es del 2,02, nuevamente entre las más bajas de España, tras Navarra (1,94), Asturias (2,00) y Aragón (2,04). La media nacional se encuentra en 2,42, y la más alta es la de Castilla La Mancha, con 2,93.

Por jurisdicciones y en correspondencia con los bajos índices de pendencia, los juzgados de lo contencioso administrativo y los laborales de Cantabria son los menos congestionados de España.

También registran tasas por debajo de la media en congestión los juzgados de primera instancia y los de la jurisdicción penal.