Siete hospitales públicos reducen la mortalidad de los pacientes con enfermedad pulmonar obstructiva crónica a través del benchmarking

Siete hospitales del Sistema Nacional de Salud que integran una red pionera de benchmarking, una estrategia que consiste en compartir información, aprendizaje y prácticas para mejorar la asistencia sanitaria, han conseguido reducir la mortalidad de los pacientes con enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) y las complicaciones derivadas de su ingreso en los centros médicos.

 

Así lo anunció hoy en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) el director gerente del Hospital Sierrallana de Torrelavega, Segundo Prieto, con motivo de su participación en el Encuentro ‘Benchmarking incorporado a la gestión hospitalaria: experiencias en el Sistema Nacional de Salud’, en una rueda de prensa en la que también participaron la jefe de la Unidad de Análisis de la Información del Hospital Universitario Fundación Alcorcón, Susana Lorenzo; los coordinadores de Calidad de los Hospitales Universitarios Morales Messeguer y Valle del Nalón, Julián Alcaraz y Bernabé Fernández, respectivamente, y la responsable del Servicio de Medicina Preventiva y Seguridad del Paciente de Sierrallana, Concepción Fariñas.

En su intervención, Fariñas recordó que en el año 2006, siete centros médicos -Hospital Sierrallana (Cantabria), Hospital Universitario Morales Messeguer (Murcia), Hospital Valle del Nalón (Asturias), Hospital Fundación Alcorcón (Madrid), Hospital Son Llàtzer (Mallorca), Hospital San Jorge (Huesca) y Hospital El Bierzo (Castilla y León)- crearon la denominada ‘Red 7′ de benchmarking con el objetivo de “mejorar entre todos, aprendiendo los unos de los otros”.

Desde entonces, según explicó la responsable del Servicio de Medicina Preventiva y Seguridad del Paciente de Sierrallana, los siete hospitales comparten aquello que mejor hacen en los servicios de atención al paciente con fractura de cadera, con enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), a la mujer con cáncer de mama y urgencias para “mejorar la asistencia sanitaria que proporcionamos a nuestros pacientes en nuestras respectivas comunidades autónomas”.

Por su parte, Bernabé Fernández apuntó que se trata de cuatro áreas que tienen un “gran impacto sanitario” y puso como ejemplo el cáncer de mama, al que definió como un “problema sanitario muy importante” ya que constituye “la primera causa de mortalidad por cáncer de la mujer occidental”. “Cada año se diagnostican unos 16.000 cánceres en España y se producen unas 6.000 muertes”, apuntó.

El coordinador de Calidad del Hospital Valle del Nalón comentó que la asistencia al cáncer es “compleja” porque no sólo intervienen multitud de profesionales -cirujanos, ginecólogos, oncólogos, radiólogos, rehabilitadores, o psicólogos- sino también elementos de diagnóstico y terapéuticos. En ese sentido, aseveró que la coordinación de todos estos recursos a través del benchmarking “puede influir en la supervivencia y en la calidad de vida de estas personas”.