Cantabria

Solchaga aplaude en la UIMP el mensaje de “tranquilidad” de Zapatero en el Debate sobre el Estado de la Nación

Guillermo de la Dehesa critica que los partidos usen la “fórmula de quedarse con votos del contrario para satisfacer temporalmente a los ciudadanos”

 

El ex ministro de Economía y Hacienda, Carlos Solchaga, ha afirmado hoy en Santander que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha lanzado un “mensaje político importante” y “de tranquilidad” durante el Debate sobre el Estado de la Nación al asegurar que tomará decisiones “cueste lo que cueste”. En concreto, precisó que dichas reformas deben ir encaminadas a mejorar la “gestión de la sanidad pública con el copago” y la “gestión de las pensiones con el aumento de la edad de jubilación”.

“Si el Gobierno se queda hostilmente aislado, sería muy difícil continuar hasta los límites temporales previstos del final de esta legislatura”, aseguró Solchaga en rueda de prensa junto al presidente del Centre for Economic Policy Research, Guillermo de la Dehesa, y el catedrático de Sociología de la Universidad Complutense Emilio Lamo de Espinosa con motivo de su participación en el Encuentro ‘Iberoamérica: política, cultura y economía’, organizado por la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP).

Solchaga aseguró también que al plantear reformas económicas “uno no puede ser simpático” y criticó que al Gobierno “le ha costado mucho reconocer la profundidad de la crisis” y tener una “reacción con el liderazgo suficiente de cara a la sociedad española”. No obstante, señaló que las principales reformas “ya están orientadas”, refiriéndose a los cambios del sistema financiero, la nueva Ley de Cajas de Ahorro y el establecimiento del FROB.

España dispone actualmente del “mecanismo, los fondos y autoridad monetaria supervisora capacitada, el Banco de España, para atender a las entidades financieras con problemas”, insistió el ex ministro, quien subrayó que las reformas y la solidez del sistema financiero español “deberían frenar la desconfianza de los mercados”.

Por su parte, De la Dehesa destacó que España necesita una “política de Estado” y “consenso entre los grandes partidos” para resolver los problemas estructurales del país. “Si predomina la fórmula de quedarse con votos del contrario para satisfacer temporalmente a los ciudadanos, no funcionará”, apuntó.

“Estamos a 20 meses para las elecciones generales y es el momento de hacer cambios”, insistió De la Dehesa, quien afirmó que el Gobierno está “predispuesto” y que en todos los países que han hecho las “reformas eficientes” los grandes partidos han encontrado una fórmula de consenso. En este sentido, apuntó que una de las reformas prioritarias es la del Pacto de Toledo y afirmó que “la única forma de reducir el gasto en pensiones es aumentando la edad de jubilación”.

El economista explicó así mismo que la edad media de jubilación en España es a los 63 años y la esperanza de vida a los 80, por lo que el Estado “paga 17 años”. “Por cada año que se retrasa la jubilación hay un contribuyente más y un perceptor menos”, sostuvo.

En relación con la reforma del mercado laboral, Solchaga criticó que se trata de un “proyecto inacabado”, ya que “no crea un nuevo contrato de trabajo con condiciones claras de indemnización por despido” y “restringe los contratos temporales” que, a su juicio, siguen siendo necesarios debido al alto nivel de desempleo.

Otro de los aspectos negativos de la reforma es, en su opinión, que “las empresas deberían poder negociar con los sindicatos o representantes de los trabajadores directamente los convenios”, y así “adaptar las condiciones de pago o trabajo a la realidad de la empresas y no a las de los que están más fuertes en el sector”.

Guillermo de la Dehesa concluyó en esta línea que el actual mercado de trabajo “reduce la productividad”, puesto que “los jóvenes están desempleados” o con contratos temporales, “los bancos no les dan crédito, lo que frena el consumo” y las “empresas no les forman”. “Ocupan puestos de trabajo para los que están sobrecualificados”, lo que supone “desaprovechar los mejores recursos que tenemos”, afirmó.

De la Dehesa también puso de relieve la “necesaria” reforma educativa. De hecho, especificó que “España gasta cuatro puntos del PIB en Educación frente a los cinco puntos de media de los países de la Unión Europea”, pero “despilfarra un punto del PIB por la alta tasa de abandono escolar y universitario”.

Sobre el recorte de gasto público, el ex ministro anunció que el Gobierno “tendrá que aclarar antes de que acabe julio a qué partida presupuestaria afectarán los 18.000 millones de euros del recorte que están sin especificar”.

You may also like

Comments are closed.

More in:Cantabria