Trasladado desde Portugal el miembro de ETA Garikoitz García Arrieta

Reclamado por el Juzgado Central de Instrucción número 3 de la Audiencia Nacional

Agentes de la Policía Nacional trasladaron hasta Madrid al miembro de ETA Garikoitz García Arrieta. Garikoitz, de 31 años de edad, que fue entregado el viernes por la policía lusa en el puesto fronterizo de Caya-Badajoz.

García Arrieta se encuentra reclamado por el Juzgado Central de Instrucción número 3 de la Audiencia Nacional por integración en banda armada, conspiración para cometer delitos terroristas y por tenencia y depósito de armas y explosivos. Tanto la detención como la extradición de Garikoitz García se enmarcan en la excelente cooperación policial y judicial entre España y Portugal, según informa el Ministerio del Interior.

El pasado 9 de enero una patrulla del puesto de la Guardia Civil de Bermillo de Sayago (Zamora) se percató de la presencia de una furgoneta con placas de matrícula francesas. Cuando los agentes procedían a su identificación y a la comprobación del vehículo, García Arrieta se dio a la fuga con el vehículo oficial de la patrulla en dirección a Portugal. Gracias a la colaboración policial transfronteriza, horas más tarde miembros de la Guardia Nacional Republicana (GNR) de Torre de Moncorvo (Portugal) localizaron el vehículo utilizado en la huida y procedieron a la detención de su ocupante, identificado como Garikoitz García Arrieta, presunto miembro de la banda terrorista ETA.

También en Portugal, ese mismo día fue arrestada Iratxe Yáñez Ortiz De Barrón, quien viajaba con documentación falsa en un vehículo de matrícula francesa y que presuntamente hacía la labor de “lanzadera” de la furgoneta conducida por Garikoitz.

Grupo de Cooperación Policial

En febrero fue creado un Grupo de Cooperación Policial (GCP) entre España y Portugal, para perseguir la delincuencia trasnacional y luchar contra ETA. El CGP contempla iniciativas conjuntas como la formación de especialistas, el intercambio de información y la definición de estrategias, por lo que supone un importante instrumento de cooperación hispano-luso para reforzar el plano operativo de la lucha contra el terrorismo.