Tres detenidos “in fraganti” por robo con fuerza en la Residencia Cantabria

-La vigilante de seguridad del Servicio Cántabro de Salud, situado frente a la Residencia, observó ciertas actitudes sospechosas de tres individuos que habían accedido al interior del edificio, poniéndolo en conocimiento de la Policía

Tres detenidos “in fraganti” por robo con fuerza en la Residencia Cantabria
Tres detenidos “in fraganti” por robo con fuerza en la Residencia Cantabria

Agentes de la Policía Nacional, detuvieron en las primeras horas de la tarde del pasado martes, a tres individuos, con iniciales F.M.P.M., de 36 años, J.M.S., de 37 años y a N.L.B., de 33 años, por un presunto delito de robo con fuerza que estaban cometiendo en el interior de la Residencia Cantabria, actualmente cerrada sin actividad laboral, a la que habían accedido a través de la puerta que da acceso al edificio principal, tras haberla forzado para poder penetrar en su interior. Les fueron intervenidos varios efectos médicos que habían intentado sustraer, así como una herramienta –llave inglesa- que habían utilizado para forzar la puerta de entrada.

Los detenidos, con antecedentes, fueron puestos a disposición judicial.

Sobre las 14,30 horas del pasado día 17, la vigilante de seguridad del Servicio Cántabro de Salud, situado frente al edificio de la Residencia Cantabria, que había observado la presencia sospechosa de tres individuos en las inmediaciones del lugar, para posteriormente detectarles, visualmente, en el interior del edificio y tras comprobar que la puerta que da acceso al edificio principal se encontraba forzada y abierta, lo puso en conocimiento del servicio de vigilancia que presta servicio en el Hospital de Valdecilla, efectuando además una llamada telefónica al 091.

Los Agentes policiales de la Brigada de Seguridad Ciudadana desplazados, en unión de otros dos vigilantes de seguridad personados en el lugar, localizaron en la primera planta a los tres individuos que se encontraban en el interior de un quirófano desmontando cableado e instalaciones, interviniéndoles varios efectos, concretamente tres dispositivos médicos electrónicos, así como una herramienta –llave inglesa- con la que habían forzado la puerta de entrada para acceder al interior del edificio, procediendo a su detención.

Curiosamente, uno de los detenidos llevaba puesta una bata blanca con el anagrama del Servicio Cántabro de Salud, que había sustraído momentos antes del interior de una de las taquillas del quirófano, donde fueron sorprendidos, siendo igualmente intervenida.