UGT y CCOO de Cantabria exigen en el 1 de Mayo ‘recompensar’ a la clase trabajadora ‘con derechos y no con promesas’

Ambos sindicatos vuelven a la calle después del parón del año pasado con una concentración para conmemorar el Día Internacional del Trabajador

1 de mayo de 2021.- Los secretarios generales de UGT y de CCOO en Cantabria, Mariano Carmona y Carlos Sánchez, advirtieron hoy en sus discursos que cerraron la concentración conmemorativa del 1 de Mayo de ambos sindicatos en Santander, que la recuperación económica tras la pandemia de la Covid tiene que saldar la deuda con los trabajadores y trabajadoras “y eso sólo se hace con derechos”.

Los líderes regionales de CCOO y UGT recordaron la hoja de ruta de ambos sindicatos, centrada ahora en subir el salario mínimo interprofesional (SMI) y la derogación tanto de la reforma laboral como de la ley de las pensiones de 2013; e insistieron que “es ahora cuando toca cumplir con la clase trabajadora y recompensar su enorme esfuerzo”, en alusión al lema elegido para este 1 de Mayo.

Los dirigentes sindicales precisaron en sus alocuciones que este año celebran el 1 de Mayo “no como nos gustaría” y con una concentración limitada en su asistencia por la pandemia de la Covid-19, aunque se congratularon de “volver a la calle” después de lo sucedido el año pasado, donde se conmemoró el Día Internacional del Trabajador a través de Internet y las redes sociales por las restricciones de movilidad y el Estado de Alarma.

Tanto Carmona como Sánchez rindieron homenaje en sus discursos a “todas las personas que han sufrido represalias y hasta la muerte por defender sus derechos” y aludieron directamente a Juana Ruiz, la trabajadora humanitaria cántabra que lleva detenida 15 días en Israel.

Los secretarios generales de UGT y de CCOO exigieron su “libertad inmediata” tras criticar que “lleva 15 días encerrada y es tiempo más que suficiente para que la interroguen”.

Los responsables regionales de ambos sindicatos tuvieron una dedicación especial en sus intervenciones a los trabajadores y trabajadoras de los servicios esenciales desde la irrupción de la pandemia de la Covid-19, que, según dijeron,  “fueron los que salvaron a las personas y a la economía” y “además lo hicieron con medios muy escasos”.

Hoja de ruta para recuperar derechos

Sánchez y Carmona recalcaron que CCOO y UGT proseguirán con su hoja de ruta con el objetivo de recuperar los derechos a través de la subida del SMI y la derogación de la reforma laboral y de la ley de las pensiones de 2013.
“La combinación de salario mínimo bajo y el mantenimiento de la reforma laboral y de la ley de las pensiones de 2013 es la tormenta perfecta para la clase trabajadora”, subrayó el responsable regional de UGT en referencia a las tres grandes reivindicaciones mencionadas y que ambos sindicatos han trasladado a la calle en su campaña “Ahora Sí Toca” que se inició el pasado 11 de febrero.

“El Gobierno tiene el compromiso firmado para desmontar la reforma laboral y también para subir el SMI, que es la mejor manera para reactivar la economía en un país que depende de la demanda interna porque, por desgracia, no somos Alemania”, subrayó el secretario general de CCOO.

Sobre la derogación de la ley de las pensiones, Sánchez precisó que “algo se ha avanzado en el diálogo social porque al menos se ha eliminado la revalorización del 0,25%”, aunque reiteró la necesidad de suprimir la ley de 2013 y volver al acuerdo social anterior.

El secretario general de UGT agregó otras demandas sindicales urgentes, como la subida del IPREM, el indicador económico que avala las prestaciones sociales en España; y la vuelta a las “buenas prácticas en la prevención de riesgos laborales porque no puede ser que en este país mueran dos personas cada día en el trabajo”.
Carmona también reclamó que “de una vez por todas se amplíe la lista de enfermedades profesionales reconocidas, donde se tiene que incluir la Covid-19”.

Los secretarios generales de CCOO y UGT en Cantabria también aludieron en sus intervenciones al diálogo social, del que Carmona dijo “algo ha dado de sí, aunque no todo lo que hubiéramos querido”, en referencia tanto al de Cantabria como el de España y tras recordar algunos de los últimos acuerdos en la derogación de los despidos por acumulación de bajas, el artículo legal que penalizaba el derecho de huelga de los piquetes, los ERTE por Covid o el propio plan de choque aprobado en la región.

De todos modos, Sánchez puntualizó en referencia al diálogo social nacional que “la patronal va a las mesas de negociación con las cartas marcadas y hay determinadas sensibilidades en el Gobierno que no nos gustan nada para desmontar la reforma laboral”.

Libertad no es tomar cervezas

Por último, los secretarios general de UGT y de CCOO repasaron la actualidad política, rechazando los discursos radicales, de odio y crispación; tras coincidir en que “la libertad no es tomar cervezas”.
“Yo viví los últimos años de la Dictadura y podía tomar cervezas pero no tenía libertad”, recordó Sánchez, mientras que Carmona aseveró que “lo que garantiza la libertad es la igualdad de oportunidades, un sector público fuerte para todos y todas y no tomar cervezas”.