Un 90,7% de los contratos de trabajo son temporales en Cantabria, un 0,8% más que en 2013

  • La región registra los mayores porcentajes de contratos de menor duración y de los firmados por una misma persona (1,63) desde el año 2002

Un 90,7% de los 34.633 contratos de trabajo registrados en Cantabria en el primer trimestre de este año fueron temporales (31.347), un 0,8% más que en 2013 en el mismo período y la segunda mayor tasa de eventualidad contractual de la región desde que existen estadísticas oficiales desagregadas por autonomías, sólo superada por la de 2012, cuando por primera y única vez se rebasó el límite máximo del 91% en estas fechas (91,59%).

Según un informe de la Secretaría de Empleo de UGT, elaborado con estadísticas oficiales del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) y el Servicio Cántabro de Empleo (EMCAN), Cantabria registra este año un incremento de la contratación de un 23,6% con 6.629 contratos más que en el primer trimestre de 2013, aunque casi un 95% de este incremento responde exclusivamente a contratos temporales (+6.244) y el resto a sólo 385 indefinidos más que el año pasado.

El sindicato subraya que Cantabria es en el primer trimestre de este año la tercera autonomía española con mayor incremento de la contratación temporal en comparación al mismo período de 2013, por detrás de Murcia (+29,68%) y de Andalucía (+28,16%) y superando en más de cinco puntos la media nacional en el mismo concepto (+19,25%).

De hecho, los 31.437 contratos temporales acumulados en la región en el primer trimestre de este año es el mayor número contabilizado desde los 40.368 del primer trimestre de 2008, año que se toma como referencia inicial de la actual crisis económica en Cantabria porque en el último cuatrimestre de este ejercicio el desempleo creció por encima del 40%, puntualiza UGT.

Más eventualidad en grandes y pequeños municipios

El informe de UGT, que analiza también la evolución de la contratación en los 27 municipios de la región con al menos 3.000 habitantes según el último padrón publicado por el ICANE, recalca además que en alguno de ellos la tasa de temporalidad de los contratos se incrementa de manera significativa en comparación al primer trimestre de 2013.

Entre los municipios más poblados de la región con repunte de la temporalidad; en el de Santander, aumenta casi un punto, pasando de un 90,31 a un 91,27% de contratos eventuales; en Astillero lo hace casi un punto y medio hasta registrarse este año cerca de un 93%; en Reinosa, crece más de un 2%, al pasar de un 93,2% a un 95,39%; y en Piélagos, repunta un 3,46% hasta alcanzar el 91,6% de contratos temporales sobre el total de la contratación.

Otros grandes municipios en población de la región, como Santoña, no incrementan su temporalidad contractual pero siguen en niveles superiores al 95% (95,89%) y en los que tienen entre 3.000 y 5.000 habitantes destaca el notable incremento en sólo un año de más de un 10% de la tasa de contratos temporales en San Vicente de la Barquera (+11,85%), en Ribamontán al Mar (+10,62%), en Barcena de Cicero (+12,8%) y sobre todo en Villaescusa (+18,83%).

En los municipios con menos de 3.000 habitantes empadronados la tasa de temporalidad de los contratos aumenta un 1,21% entre el primer trimestre de 2013 y el mismo período de este año, pasando de un 90,83% a un 92,04%.

Más temporales y de menor duración

El sindicato matiza que este aumento de la contratación temporal se nutre en su gran mayoría de los contratos eventuales más precarios y de menor duración, los catalogados por el Ministerio de Empleo como de menos de un mes, que en un 60% son no superiores a cinco días de vigencia.

De hecho, un 44,05% de los contratos temporales contabilizados este año en la región son de menos de un mes de duración (13.849), que repuntan casi un 25% con 2.716 más que el año pasado; mientras que los de entre 1 a 3 meses se incrementan cerca de un 12% (+293) y los de 3 a 6 meses lo hacen por encima del 62% con 1.207 más que en 2013.

Como subraya la secretaria general de UGT en Cantabria, María Jesús Cedrún, “el efecto inmediato de la reforma laboral es que ya superamos máximos históricos en todos los índices de precariedad laboral y de la contratación más eventual hasta ahora conocida en la región, y lo que es peor, cada vez tienen más peso y relevancia los contratos de duración efímera, de apenas unos días o como mucho un mes de duración”.

El propio informe del sindicato precisa al respecto que en Cantabria los contratos temporales de menos de un mes de duración representaban el 35% de todos los eventuales en el primer trimestre del año 2011, un 9% menos que en la actualidad y antes de haberse incrementado en la región un 5,2% en el mismo período de 2012, cerca de un 6% el año pasado y un 24,4% este año.

“Si a esta alturas del año tenemos ya casi un 91% de contratos temporales, de los que un 44% son de menos de un mes y un 34% a jornada parcial, la pregunta es qué tendremos cuando llegue el verano, que suele incrementar mucho más la contratación temporal más precaria por el tirón del sector de los servicios y del turismo”.

1,63 contratos por persona

El informe de UGT subraya, “como ejemplo significativo de la progresiva precariedad y eventualidad” de la contratación, que Cantabria registre en el primer trimestre de este año una rotación contractual (contratos por cada persona contratada) de 1,63, la más elevada en este período desde que existen estadísticas oficiales y nueve décimas más que el año pasado en las mismas fechas (1,55).

Según las estadísticas del Servicio Público de Empleo Estatal, en los tres primeros meses de este año se han contabilizado en Cantabria un total de 21.205 personas contratadas en Cantabria, distribuidas en 8.935 en el mes de enero, 5.609 en febrero y otras 6.661 en marzo.

“El número de personas contratadas crece la mitad que los contratos, lo que confirma que la misma persona firma más contratos porque estos son muy temporales; se cambia la cantidad por la calidad, muchos contratos de escasa duración por temporales de más vigencia e indefinidos o lo que es lo mismo, pan para hoy y hambre para los demás días”, argumenta la secretaria general de UGT, que añade que “incluso en los contratos temporales de más vigencia, los de duración indeterminada, la rotación es muy elevada, 1,43 contratos por persona (10.892 contratos suscritos por 7.627 personas)”.

El propio informe elaborado por la Secretaría de Empleo de UGT puntualiza que “todas las estadísticas oficiales reafirman una creciente rotación de los contratos que incluso es bien visible en los tres primeros meses de este año”.

En enero de este año, cada persona contratada en Cantabria firmó una media de 1,28 contratos; al mes siguiente, en febrero, este índice de rotación aumentó a 1,81; mientras que en marzo rozó los dos contratos por persona (1,96) por primera vez en la región en el tercer mes del año.