Se cansó de hacer autoestop e intentó, sin éxito, robar un vehículo

Efectivos de la Brigada de Seguridad Ciudadana de la Policía Nacional detuvieron el pasado 1 de mayo a O.I.E de 41 años, domiciliado en Durango (Vizcaya), como presunto autor de un delito de robo con fuerza en interior de un vehículo Opel Astra, ocurrido en la avenida de Parayas de Santander al que accedió tras fracturar la ventanilla, y una vez dentro intentó hacerle el puente para arrancarle y poder llegar hasta
Bilbao.
El detenido, que reconoció los hechos, carecía de antecedentes y fue puesto a disposición judicial tras ser oído en declaración.
A las 19,30 horas del día 1 de mayo, se recibió llamada en la Sala del 091 por parte del vigilante de seguridad de un polígono industrial sito en
la avenida de Parayas de Santander, que tenia retenido a un individuo, que presentaba las manos ensangrentadas, y al que había sorprendido
junto a un Opel Astra con la ventanilla delantera derecha fracturada. El vigilante retuvo al individuo hasta la llegada de la Policía.
Una vez en el lugar los efectivos policiales, el individuo retenido refirió que estaba paseando, y la sangre en las manos era porque se había
cortado sin especificar con qué. Los agentes pudieron comprobar entonces, que el interior del vehículo se encontraba manchado de sangre
y la carcasa de debajo del volante levantada con los cables fuera.
Al ser preguntado nuevamente, dijo que llevaba bastante tiempo haciendo autoestop y como nadie paraba, “había cometido una tontería”,
al romper la ventanilla, para acceder al vehículo, momento en el que se cortó. También reconoció haber estado sentado en el asiento del piloto
manipulando los cables con intención de hacer un puente y poder arrancar el vehículo para desplazarse hasta Bilbao, lo que no consiguió
pues según dijo, no tenia ni idea de cómo hacerlo.