Amparo Pérez pide a Ana Patricia Botín que medie para evitar su desahucio

En el centro de la imagen, la casa de Amparo Pérez rodeada por las obras
En el centro de la imagen, la casa de Amparo Pérez rodeada por las obras

La anciana Amparo Pérez, que se opone a la expropiación de su vivienda para la construcción de un nuevo vial en la S-20, ha dirigido una carta abierta a la atención de Ana Patricia Botín Presidente del Grupo Santander.

A continuación reproducimos íntegramente la carta enviada por Amparo Pérez.

Sra. Ana Botín,

                  Permítame contarle la historia de una anciana vecina de Santander a la cual el Alcalde quiere Desahuciar y como según los rumores el futuro de Iñigo de la Serna está vinculado al Grupo Santander.

                  Por favor, dedique unos minutos de su valioso tiempo a leerla.

                  Tengo 86 años, nací poco antes de una crisis como la actual la del 29, como si la vida retornara a su origen, hoy vivo otra crisis, solo que ahora tengo 86 años y se me merman las fuerzas.

                  Viví y sobreviví a una guerra, una posguerra, años muy difíciles en los que yo y mi marido construimos con el esfuerzo de mis propias manos la casa donde vivo. Considero mi casa como mi propio castillo o palacio, donde se encuentra la paz, el acomodo, el sosiego.

                  Todo esto hoy, lo voy a perder. Por el capricho o los intereses personales de ciertas personas o empresas vinculadas al Alcalde de Santander.

                  Entre las paredes de mi casa hay vida, hay sueños. Los que se cumplieron trabajando muy duro, yo y mi difunto esposo que se fue en 1996 tranquilo, dejaba su hogar construido, pagado y todo en regla como a él le gustaba.

                  Hasta que se cruzaron los intereses de Iñigo de la Serna, y quiere construir un vial inútil o cuanto menos, un trayecto innecesario que se llevara por delante los sueños mis sueños y los de mi difunto esposo.

                  Me quitan mi hogar, me dan un piso a las afueras de Santander y encima me dicen que tengo que pagar el restante que son más de 15.000 € no tengo recursos y tengo un pensión mínima.

                  Yo, luchadora, me planté. Dije NO, a este Alcalde que pronto parece que va a trabajar para usted. Me quiere echar por intereses espurios que no tienen consideración de mi edad, de mi vida, de mi lucha y de mis sentimientos…

                  Me cuesta mucho dormir, por la mañanas la tierra vibra bajo mis pies despertándome lo poco que consigo dormir con sobre saltos debido a las obras que ya han comenzado.

                  Sr. Ana Botín no pido caridad, como usted vecina de nuestra ciudad y debido a su poder de influencia sobre el Alcalde de Santander Don Iñigo de la Serna, le pido que se involucre en mi lucha y me ayude en mi caso, ejerciendo de mediadora con un ayuntamiento y su regidor que no atiende a razones y que muy pronto me va a Desahuciar.

                  Por suerte tengo el apoyo de los vecinos de Santander que están dispuestos a ponerse delante de la maquinas para ayudarme cuando llegue el temido día que no me deja descansar y que está mermando mi salud día a día.

                  Sr. Ana Botín permítame le de mi más sincero pésame por la pérdida de su padre. Esta Carta estaba escrita para él, pero debido al terrible acontecimiento de su defunción la he tenido que cambiar para usted.

Atentamente un saludo.

 

 Amparo Pérez