Apagón informativo

Por Manuel Haro Alcalde

Manuel Haro Alcalde{xtypo_dropcap}U{/xtypo_dropcap}na de las frases más escuchadas en las últimas semanas, nos lleva a pensar en una especie de «apagón informativo», verán:

-«¡Ya no leo los periódicos ni oigo ni veo informativos en radio y televisión!».
Es como renunciar al martilleo diario de medidas, recortes y todo lo que tiene que ver con la situación agónica que vivimos.
El personal se siente agobiado. Cada día amanecemos con una incertidumbre mayor. Es algo así como «la muerte a pellizcos», que diría el castizo. Llevamos tiempo apretando los dientes con la prima de riesgo, el Ibex-35, el desfalco de las comunidades autónomas (auténtico «agujero negro» de nuestra economía), Bruselas y sus «mariachis»… es como agua que se escapa del cesto.
Si rebuscamos en el baúl de la culpa, volveríamos a encontrar restos de serie que, por enquistados, no dejan de condicionar un camino a la recuperación cada vez más largo. Pero es que no podemos o no debemos obviar casos tan sangrantes como el de Bankia, por ejemplo. ¿Qué gestión nació tras fusiones incomprensibles, con Caja Madrid a la cabeza, absorbiendo otras en plena ruina?. ¿Qué control ejercía el Banco de España, o la CNMV (Comisión Nacional del Mercado de Valores), autorizando la salida a bolsa del que decían que era «el mejor banco de EsPPaña»?.
El «agujero» de 23.000 millones (dicen, vaya usted a saber), ha desequilibrado la economía del país y, lo que es peor, está condicionando ayudas para salir adelante.
Mientras tanto, la oposición socialista, viene haciendo lo que acostumbra, es decir: lo contrario de lo que dice. Sus citas constantes al Tribunal Constitucional, no hacen más que recordar lo que todo el mundo sabe, es decir, su presencia mayoritaria en la composición del mismo (6-5), lo que le da la ventaja de jugar a caballo ganador. Aún tenemos reciente la resolución de legalizar a Bildu que, junto a otras formaciones «asociadas» con el entorno de ETA, se están creciendo, con propuestas surrealistas, pero que están ahí.
Son muchas las cosas que a los ciudadanos nos preocupan más que nos ocupan. Por ello, no es de extrañar que en lo referente a la información diaria, se nos vaya la vista hacia el lado deportivo, donde sí que parece que las alegrías abundan más. Lo malo es que por poco tiempo, como el caso de la campeona de la Eurocopa, porque sus adinerados componentes, ya se encargaron de empañar después de que el Rey los pusiera como ejemplo de comportamiento, para un par de horas más tarde, exhibir sus cualidades de «claros desencuentros etílicos». Algo poco edificante, a pesar de que todavía haya quien quiera justificar lo injustificable.
El transcurso de ésta semana, parece que traerá nuevos sobresaltos. El temor de nuevas medidas en forma de recortes, subidas, etc., hace pensar que lo que haya de ser, lo sea de una sola vez. No estemos día sí día también, mirando de reojo para ver lo que nos espera. Que volvamos a confiar en una información veraz y objetiva, pero un poquito más relajante.

 

 

David Laguillo

https://www.cantabriadiario.com

David Laguillo (Torrelavega, 1975) es un periodista, escritor y fotógrafo español. Desde hace años ha publicado en medios de comunicación de ámbito nacional y local, tanto en publicaciones generalistas como especializadas. Como fotógrafo también ha ilustrado libros y artículos periodísticos. Más información en https://www.davidlaguillo.com/biografia