Aprobado el convenio para la ejecución del carril bici que unirá el Centro Botín con el futuro paseo marítimo de Castilla-Hermida

La Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de Santander ha aprobado hoy el convenio con la Autoridad Portuaria por el que se pone a disposición los terrenos necesarios para ejecutar las obras del nuevo carril bici, que unirá el Centro Botín con el futuro paseo marítimo de Castilla-Hermida, haciendo posible recorrer en bicicleta la ciudad desde su entrada, por La Marga

Así lo anunció el concejal de Infraestructuras, Urbanismo y Vivienda, César Díaz, quien explicó que se trata de un nuevo ejemplo de la estrecha e intensa colaboración de la Autoridad Portuaria, con su presidente, José Joaquín Martínez Sieso, a la cabeza, que, según dijo, está siendo determinante en el impulso que está recibiendo la renovación del frente marítimo de la ciudad, haciendo posible la recuperación, tanto para Santander como para los vecinos, de los espacios que han perdido su uso portuario.

Díaz también se refirió al intenso proceso de diálogo y participación con los vecinos del barrio de Castilla-Hermida y entorno, en concreto, con los representantes de las AAVV Los Arenales, Miralpuerto, Barrio Pesquero y Antonio López, con quienes el equipo de gobierno municipal se ha reunido en varias ocasiones para exponerles las líneas de esta actuación y recoger sus propuestas y sugerencias.

El responsable de Infraestructuras recordó que el nuevo carril bici, que discurrirá junto al Paseo Marítimo de Castilla-Hermida, es una nueva inversión productiva, generadora de empleo y de actividad económica, que será financiada en su totalidad por el Ayuntamiento de Santander.

“Desde el equipo de gobierno reiteramos nuestra apuesta por el fomento del uso de la bicicleta en la ciudad, con acciones encaminadas a que este medio de transporte, alternativo al uso del vehículo privado, sea cada vez más utilizado por los santanderinos en sus desplazamientos habituales”, resaltó el edil.

En este sentido, incidió en que cuando esté finalizado el carril bici que unirá la Estación Marítima con Varadero, será posible desplazarse en bicicleta desde la entrada sur de la ciudad, por La Marga, hasta la zona norte, recorriendo Castilla-Hermida, el Centro Botín, Puertochico, Gamazo, las playas de Los Peligros y La Magdalena, el Sardinero, Piquío, el Parque de Las Llamas, la Avenida de los Castros y La Albericia.

“Con el Plan de Movilidad Sostenible como marco principal, estamos poniendo en marcha actuaciones con las que pretendemos que Santander sea cada vez una ciudad más cómoda y segura para los ciclistas, y también para los peatones”, afirmó Díaz, quien puso como ejemplo las obras que se están realizando para instalar escaleras y rampas mecánicas entre la plaza de Numancia y General Dávila, facilitando así el tránsito peatonal entre ambos puntos.

Otro de los objetivos que se van a cumplir con este proyecto es el de mejorar las dotaciones del barrio de Castilla-Hermida, Barrio Pesquero y Antonio López, que suma un nuevo carril bici al que llevará incorporado el paseo marítimo que se va a construir en la zona.

Así, este barrio ganará en calidad de vida, según remarcó el concejal de Infraestructuras, que recordó que el proyecto de paseo marítimo para Castilla-Hermida conllevará la creación de espacios libres y zonas verdes, así como áreas estanciales y de juegos infantiles, un carril bici y una zona deportiva.

“De esta manera, las acciones que hasta ahora se estaban desarrollando en otros puntos de la ciudad, como Gamazo y San Martín, que tendrán el protagonismo con motivo del Mundial de Vela; o el muelle de Albareda, donde se ubicará el Centro Botín, se extienden a los populosos barrios de Castilla-Hermida y del Barrio Pesquero, donde viven más de 16.300 santanderinos”, concluyó el concejal de Infraestructuras.