Portada

Ayuntamiento y Cermi editan un manual para facilitar el uso del taxi a personas con dificultades de comunicación

  • El concejal de Autonomía Personal y el presidente de la Comisión de Accesibilidad de CERMI-Cantabria entregan a los presidentes de Radio-Taxi y Teletaxi 250 ejemplares del “Cuaderno de comunicación”, que serán repartidos entre los miembros de las dos principales asociaciones de taxistas de la ciudad

  • Del Pozo explica que el libro de comunicación recoge más de 60 pictogramas de lugares públicos y privados de Santander, un alfabeto, una brújula y los números, del 0 al 9, con el objetivo de mejorar la relación entre los profesionales del sector y aquellos usuarios con dificultades de comunicación

  • Para las personas con dificultad oral o escrita, la ciudad en ocasiones es compleja en información y servicios, lo cual dificulta aún más el poder expresar de forma clara y concisa las indicaciones necesarias”, afirma el edil, quien añade que, por este motivo, se ha elaborado un “Cuaderno de Comunicación” con pictogramas, como recurso externo, que proporciona información de manera rápida, fácil, concisa y comprensiva y que compensa las posibles dificultades de comunicación y lenguaje de las personas con discapacidad

cantabria_diario_fotografias307423, noviembre, 14.- El Ayuntamiento de Santander y CERMI Cantabria han editado un manual para facilitar el uso del taxi por parte de personas con dificultades de comunicación.

El concejal de Autonomía Personal, Roberto del Pozo, y el presidente de la Comisión de Accesibilidad de CERMI-Cantabria, Gustavo Seco, entregaron a los presidentes de Radio-Taxi y de Teletaxi, Manuel Andoni Ruiz y Francisco Javier Gómez, respectivamente, 250 ejemplares del “Cuaderno de comunicación”, que serán repartidos entre los miembros de las dos principales asociaciones de taxistas de la ciudad.

Del Pozo explicó que el libro de comunicación recoge más de 60 pictogramas de lugares públicos y privados de Santander, un alfabeto, una brújula y los números, del 0 al 9, con el objetivo de mejorar la relación entre los profesionales del sector y aquellos usuarios con dificultades de comunicación.

“Todas las personas día nos desplazamos diariamente con propósitos muy diversos y regidos por el principio de “dónde está”, “dónde quiero ir” y “cómo hacerlo entre ambos puntos”, sirviéndonos para ello, en muchos casos, del taxi”, relató el edil, quien añadió que, para las personas con dificultad oral o escrita, la ciudad en ocasiones es compleja en información y servicios, lo cual dificulta aún más el poder expresar de forma clara y concisa las indicaciones necesarias.

El responsable de Autonomía Personal hizo hincapié en que, por este motivo se ha elaborado un “Cuaderno de Comunicación” con pictogramas, como recurso externo, que proporciona información de manera rápida, fácil, concisa y comprensiva y que compensa las posibles dificultades de comunicación y lenguaje de las personas con discapacidad.

Asimismo, incidió en que este manual también ayuda a eliminar las barreras de comunicación de los idiomas, ya que los pictogramas son comprensibles a nivel universal.

Del Pozo subrayó que la Concejalía de Autonomía Personal lleva preparando este cuaderno de comunicación varios meses, durante los cuales se creó un grupo de trabajo que ha contado con la colaboración y asesoramiento del CERMI Cantabria y las asociaciones que lo integran para determinar qué se iba a representar -objetos, lugares, entorno- y la forma más clara y sencilla de hacerlo para mejorar la orientación en el entorno.

“Desde el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Santander, seguimos trabajando para dar cumplimiento al I Plan municipal de atención a las personas con discapacidad con el objetivo de promover un cambio de mentalidad entre los vecinos, para que adquieran actitudes de respecto, colaboración y aceptación de todas las personas, independientemente del tipo de discapacidad que tengan y entiendan ésta como un elemento más de la sociedad en que vivimos”, recalcó.

Guía accesibilidad comercial

“El Ayuntamiento de Santander, en colaboración con las federaciones y asociaciones de comerciantes de la ciudad y la Comisión de Accesibilidad de CERMI-Cantabria, también editó, el pasado verano, una guía sobre accesibilidad comercial23, recordó el edil.

En este sentido, comentó que se trata de un sencillo manual, que incluye 8 puntos básicos para hacer accesible un establecimiento comercial, así como 9 recomendaciones para tratar de ofrecer entornos, productos y servicios más confortables y cómodos de utilizar para todas las personas.

Del Pozo destacó que la guía incluye puntos básicos para hacer accesible un establecimiento, haciendo especial hincapié en los accesos -sin escalones y con pavimento antideslizante-; las puertas -ancho mínimo de 0,80 cm, abatibles o automáticas y que contrasten cromáticamente con el marco-; los espacios de interiores -que permitan el giro de una silla de ruedas y barras o mostradores a dos alturas- o los comedores -con espacio libre de paso para sillas de ruedas y mesas adecuadas para su aproximación-.

Además, según dijo, el manual también recoge indicaciones relativas a los probadores -espacio libre de 1,50 m y espejo de cuerpo entero-; toldos -a una altura mayor de 2,20 m para no obstaculizar la calzada-; aseos adaptados y el uso de símbolos estándares internacionales para la información y señalización.

En la misma línea resaltó la existencia de consejos que facilitarán a los clientes con discapacidad una estancia agradable durante su visita a un establecimiento comercial, sin importar del tipo que sea.

You may also like

Comments are closed.

More in:Portada