Blanco anuncia nuevas medidas para mejorar el acceso a la vivienda y el funcionamiento del mercado inmobiliario

El ministro de Fomento, José Blanco, ha anunciado hoy nuevas medidas para mejorar el funcionamiento del mercado inmobiliario y ampliar las posibilidades de acceso a la vivienda a los ciudadanos, durante una comparecencia en la Comisión de Vivienda del Congreso para explicar las prioridades del Ministerio de Fomento en materia de vivienda, una vez asumidas dichas competencias en la última remodelación del Gobierno.

En su intervención, José Blanco ha explicado que la política del Ministerio en vivienda debe hacer frente a la reactivación del empleo en el sector de la construcción y afrontar la digestión de viviendas y suelo que aún quedan en stock en el mercado inmobiliario.

Para afrontar la reducción del stock, Blanco ha anunciado que “con la vista puesta en el mercado internacional, tomaremos medidas para reforzar la seguridad jurídica de quienes quieran comprar una vivienda en nuestro país”. Una de las medidas será que cuando se inicie un expediente por ilegalidad de la licencia, no se perjudique al comprador, salvo que este expediente conste en el Registro por anotación preventiva.

El ministro ha adelantado que, con el fin de facilitar la compra de vivienda por parte de extranjeros, Fomento llevará a cabo una ronda informativa internacional para dinamizar la venta y explicar estas nuevas medidas que aportan mayor seguridad jurídica. Al mismo tiempo, se creará una Comisión Permanente en la que participarán, además del Ministerio, representantes del sector financiero y el sector inmobiliario, para “evaluar las reformas en marcha y compartir estrategias para la elaboración de paquetes de vivienda y suelo susceptibles de ser ofertados en los mercados nacional e internacional”.

No obstante, Blanco ha asegurado que “el principal mecanismo para conseguir la absorción del stock, es un mecanismo propio del mercado, que consiste en ofrecer precios más competitivos en aquellas tipologías de vivienda y suelo en los que el exceso de oferta es más evidente” y ha advertido que “los tiempos en los que la vivienda y el suelo eran activos que podían ser retenidos, únicamente para especular, no van a volver”.