BNK abandona el proyecto Arquetu de ‘fracking’

BNK no recurrirá la prohibición del permiso ArquetuLa formación EQUO Cantabria ha informado que BNK, empresa promotora del Proyecto ARQUETU, desiste recurrir en los tribunales y por lo tanto dicho proyecto concedido para la extracción de gas de pizarra mediante fractura hidráulica queda ‘anulado a todos los efectos’, asegura la formación en un comunicado.

En un documento al que EQUO Cantabria ha tenido acceso, y que la propia compañía presentó en la Consejería de Industria de Cantabria el pasado 15 de abril, BNK Hidrocarburos, S.L. manifiesta su intención de no acudir a los Tribunales contra la resolución aprobada el pasado febrero por el Gobierno de Cantabria anulando el permiso de fracking Arquetu que lo declaraba ilegal, tomando como base la Ley del Suelo que prohíbe las actividades extractivas en suelo rústico de especial protección.

El permiso Arquetu fue concedido por el anterior Gobierno de Cantabria el once de marzo de 2011 a Trofagas Hidrocarburos, S.L. por un periodo de 6 años. Trofagás es la filial en España de BNK Petroleum Inc., empresa especializada en la extracción de gas de pizarra mediante fractura hidráulica.

Dicho permiso afectaba a un área de cerca de 25.000 hectáreas perteneciente a nueve municipios de los valles de Saja y Nansa: San Vicente de la Barquera, Valdáliga, Rionansa, Tudanca, Udías, Cabezón de la Sal, Ruente, Cabuérniga y Los Tojos. Arquetu era el único permiso de fracking en la región aprobado por el Gobierno de Cantabria al afectar únicamente a terrenos de nuestra Comunidad.

El resto de los permisos concedidos hasta ahora (Luena, Bezana, Bigüenzo, Angosto-1 y Usapal) han sido autorizados por el Ministerio de Industria al afectar también a otras provincias vecinas.