Cantabria

Caja Cantabria intenta engañar a sus afectados por cláusula suelo para que renuncien a demandar a la entidad

 

  • La entidad acumula cientos de denuncias por cláusulas suelo y preferentes
  • Afectados por preferentes animan a demandar porque Liberbank “no negocia”
  • Los afectados por cláusula suelo pueden recuperar el dinero pagado de más

La situación para Caja Cantabria, lejos de calmarse, se complica cada vez más. De las entidades Cajastur, Caja de Extremadura y Caja Cantabria se originó el peculiar conglomerado bancario denominado Liberbank, con obvio dominio de la entidad asturiana bajo las órdenes de Manuel Menéndez.

Esta nueva entidad resultante de la fusión, pese a que al principio anunció que cada caja mantendría su identidad propia, está terminando por absorber de forma total a Caja Cantabria, que a efectos prácticos ya casi no existe más que como marca comercial. Pero el hecho de pertenecer a un grupo más grande como Liberbank, lejos de ayudar a suavizar las tensas relaciones de Caja Cantabria con sus clientes, ha servido para complicar todavía más las cosas.

Recomiendan no firmar contratos privados de bajada temporal de cláusula suelo

En concreto, a muchos de los clientes afectados por las cláusulas suelo de las hipotecas, declaradas ilegales por falta de información clara en una sentencia del Tribunal Supremo, la entidad les está ofreciendo firmar un contrato privado de bajada de la cláusula suelo durante 18 meses.

Este contrato privado no recoge la supresión instantánea de la cláusula suelo, de hecho en el texto el cliente confirmaría su conocimiento de las condiciones de la cláusula, solo recoge una bajada en el porcentaje que el banco cobra por encima del euríbor, pero además con el compromiso de renunciar a reclamar las cantidades indebidamente cobradas de más por Caja Cantabria, en muchos casos miles de euros que pueden ser recuperados por el cliente a través de demandas judiciales.

Los consumidores, agrupados en varias plataformas y asesorados por organizaciones y grupos de abogados especializados, recomiendan no aceptar este tipo de acuerdos que las entidades están ofreciendo para intentar suavizar el impacto de estos conflictos jurídicos en sus cuentas de resultados, y demandar a la entidad.

Los consumidores animan a demandar a Caja Cantabria porque Liberbank “no negocia”

Además, los afectados por participaciones preferentes, que en el caso de Caja Cantabria abundan mucho más que en otras entidades bancarias con presencia en la región, están obteniendo resultados muy positivos en los juzgados, recuperando su dinero en la mayoría de los casos. También se hace notar que la entidad matriz de Caja Cantabria, Liberbank, no negocia con los clientes y fuerza a los consumidores a ejercer acciones legales contra el banco para recuperar su dinero retenido por preferentes o pagado de más por cláusulas suelo.

Por estos motivos, los consumidores llaman a la acción judicial directa contra una entidad bancaria que parece haber tomado la insólita decisión de enfrentarse con sus clientes. Pero, según parece, Caja Cantabria lleva las de perder en esta guerra en la que se ha embarcado. Los juzgados así se lo están haciendo constar, con una sentencia judicial tras otra en contra de Caja Cantabria.

 

 

 

 

You may also like

Comments are closed.

More in:Cantabria