Cándido Méndez advierte en Santander que derogar la reforma laboral “no es suficiente si no conlleva la reposición inmediata de derechos”

  • El secretario general de UGT pide “un esfuerzo” para un “Gobierno de cambio” y evitar “unas elecciones que no variarían el actual mapa político”  
Cedrún y Méndez.
Cedrún y Méndez.

El secretario general de UGT, Cándido Méndez, aseguró hoy en Santander, antes de su intervención en una asamblea con delegados y afiliados del sindicato en Cantabria, que “derogar la reforma laboral no es suficiente si no conlleva la reposición inmediata de los derechos expoliados”.

“La derogación de la reforma laboral en sí misma lo que provocaría sería un vacío, por ello es obligado que con la derogación se restituyan los derechos y con 15 millones de personas que han votado por el cambio político hay mayoría más que suficiente para ello”, agregó Méndez.

Para el secretario general de UGT, la vigente reforma laboral de 2012 “ha aumentado la precariedad laboral, una tendencia a la baja de los salarios y un debilitamiento de la negociación colectiva que ha sido duramente castigada, pero además, ha sido un acicate para el fraude laboral y la economía sumergida, para por ejemplo, contratos para trabajar 10 horas a la semana que en realidad han sido de 10 horas al día”.

Méndez reiteró que “existe una mayoría política más que suficiente para un Gobierno del cambio y para dejar atrás la reforma laboral y una época muy dura”, tras recalcar que “esas fuerzas políticas del cambio deberán de ponerse de acuerdo en adoptar medidas para un cambio social, la lucha por la igualdad, un plan de choque contra el paro de larga duración, la mejora de los salarios y una serie de objetivos prioritarios y urgentes”.

“Lo contrario”, precisó el secretario general de UGT en alusión a la posibilidad de nuevas elecciones generales si no fructifica un acuerdo para investir un nuevo Gobierno, “nos llevaría a una hipótesis nada positiva de nuevas elecciones que además no variarían mucho el actual mapa político”.

De todos modos, Cándido Méndez, que al margen de la constitución o no de un nuevo Gobierno de cambio, hay cuestiones “que no pueden esperar y se pueden hacer ya”, como la creación de un derecho subjetivo de prestación de ingresos mínimos para trabajadores en riesgo de exclusión social, planteado por UGT y CCOO en una iniciativa legislativa popular.

En este sentido, Méndez puntualizó que “en España hay 2.100.000 trabajadores en riesgo de exclusión social, de los que dos terceras partes son mujeres”, tras agregar que “lo que proponemos es que esta prestación social de ingresos mínimos, cuya cuantía hemos fijado en 426 euros mensuales, debería de ser aumentada en función del número de miembros de la unidad familiar”.

“Va a resplandecer la inocencia”

En relación al encausamiento judicial de casi 300 sindicalistas en España por ejercer el derecho a huelga, incluidos los ocho representantes sindicales de Airbus enjuiciados en la actualidad por la huelga general de 2010, Cándido Méndez, confió en que “va a resplandecer la inocencia”, en referencia al procesos judicial de los denominados “8 de Airbus”.

Méndez también recordó que la secretaria general de UGT en Cantabria, María Jesús Cedrún, también sufrió un proceso judicial porque “se le acusaba de falsedades”, en concreto por lanzar unos clavos en las puertas de una fábrica en la huelga general del año 2012.

“Espero que un nuevo Gobierno deje atrás también esta etapa y se recupere de una vez por todas la libertad sindical y el derecho básico de huelga”, puntualizó el dirigente sindical, para quien “en lo que hay que centrarse en la creación de empleo y de calidad, la mejora de los salarios, solucionar los graves problemas que tienen los servicios públicos y luchar contra las desigualdades, la exclusión y la pobreza”.

Plan de reindustrialización

A preguntas de periodistas de Cantabria, comunidad autónoma con mayor caída de la producción industrial nacional el año pasado, Cándido Méndez aclaró que la situación de la industria cántabra “es sólo el reflejo del retroceso de la industria en toda España”.

“Es necesario y con carácter de urgencia un plan por la reindustrialización para que el sector industrial alcance el 20% del PIB, que es el promedio de la UE”, subrayó el secretario general de UGT, que reconoció que en este objetivo “el actual Gobierno en funciones ha hecho algunos gestos pero sin contenido alguno”.

Para Méndez, ese plan de reindustrialización tiene que tener en cuenta “tanto a la industria 4.0 como a la industria más tradicional”.