• 14 de abril de 2024

Cantabria baja en nivel de emprendimiento pero reduce la brecha entre hombres y mujeres

Compartir:

Así lo muestra el informe GEM Cantabria 2022, que señala a la caída en la percepción de oportunidades y a la escasa percepción de facilidades como unas de las principales causas de dicho resultado en la región

La percepción de oportunidades para emprender, la formación específica en emprendimiento o el contexto emprendedor son algunos de los numerosos aspectos tratados en el informe elaborado por el equipo GEM Cantabria con el apoyo de la Cátedra Pyme de la Universidad de Cantabria y la financiación del Servicio Cántabro de Empleo dependiente de la Consejería de Industria, Empleo, Innovación y Comercio.

De esta manera, el estudio deja patente la caída de la percepción de oportunidades en la región en 2022 con respecto al año anterior, destacando la percepción de insuficiencia de facilidades como uno de los principales problemas a la hora de emprender. Estos resultados, entre otros, han provocado que la región cántabra esté por primera vez por debajo de la media de España en lo referente al nivel de emprendimiento.

Por su parte, la percepción de oportunidades ha disminuido significativamente en 2022 con respecto al año anterior, en el que el indicador había aumentado notablemente tras la pandemia mundial de la Covid-19. En concreto, el porcentaje se reduce desde el 26,2% al 19,7%, aunque se mantiene por encima de los niveles mostrados durante la pandemia (14,1%). No obstante, dentro de este ámbito, cabe destacar la evolución positiva hacia la igualdad de sexo en el panorama emprendedor de la región, no evidenciándose importantes diferencias entre los hombres y las mujeres.

Dentro del contexto emprendedor, el informe muestra que tan solo un 22,7% considera que hay facilidad para iniciar un negocio, un porcentaje casi diez puntos por debajo de la media nacional (32,2%), destacando algunas trabas relacionadas con medidas ineficaces, el tiempo para hacer trámites con la administración o el cierre de instituciones públicas, acción, esta última, que ha tenido un especial impacto negativo en el emprendimiento de Cantabria desde el inicio de la pandemia. En el lado positivo, los expertos consideran que, tanto los subsidios gubernamentales para la preservación del empleo, como los subsidios salariales han sido clave para mantener el emprendimiento cántabro a pesar de la Covid-19.

En lo referente al porcentaje de emprendedores potenciales en 2022, este ha descendido hasta el 5,8% (frente al 7% del año 2021) y es muy inferior al dato del país (9,4%) que, a diferencia del caso regional, ha aumentado en este último año. De forma similar, el porcentaje de emprendedores nacientes se ha visto reducido del 2,6% al 1,6% en Cantabria, y también se sitúa por debajo de la media nacional (3,2%). En contraposición a lo anterior, los emprendedores nuevos en Cantabria crecen hasta alcanzar el 4% (3,5% en el año 2021) y se sitúan por encima de la media de España (2,8%).

Otra de las variables analizadas por el informe es la financiación. Así, en 2022, el capital semilla medio para proyectos de negocio nacientes en Cantabria ha continuado con una tendencia decreciente, al igual que en el conjunto del país y muy por debajo del nivel previo a la pandemia. Además, en 2022 se mantiene el orden de importancia de las fuentes de financiación para dicho capital. En primer lugar, son los ahorros personales del emprendedor (capital propio), seguida de los bancos u otras instituciones financieras y, en menor medida, de la familia y las subvenciones o ayudas públicas. Sin embargo, en Cantabria entre los encuestados no se han encontrado iniciativas empresariales que obtengan fondos de los inversores privados, de las amistades, del crowdfunding ni de otras fuentes, unas ausencias que, al igual que en años anteriores, son un síntoma de falta de dinamismo en el sistema de emprendimiento en la comunidad.

Conclusiones y presentación

Al margen de los datos mencionados anteriormente, el informe arroja una serie de conclusiones relacionadas con el ámbito del emprendimiento como, por ejemplo, que los emprendedores cántabros en fase inicial emprenden más tarde que la media nacional o que la mayoría de estos se encuentra en el rango de edad de 35 a 54 años y finalizan sus estudios en la educación secundaria. Además, señala que el colectivo de emprendedores consolidados es el que presenta unos niveles de especialización y de educación financiera más elevados, mientras que el porcentaje de hombres emprendedores que percibe el miedo al fracaso como un obstáculo sobrepasa al de las mujeres emprendedoras.

La presentación del Informe GEM Cantabria 2022-2023 se ha celebrado este martes en la Sala Gómez Laa de la Facultad de CCEE y Empresariales a cargo de Ana Fernández Laviada, presidenta del Observatorio del Emprendimiento de España y directora GEM Cantabria. Además, el acto contó con la participación de emprendedores y emprendedoras de la región, así como con la vicerrectora de Internacionalización y Compromiso Global, Matxalen Llosa Blas; la directora del Servicio Cántabro de Empleo, Lucía Serrano Madrazo; y el consejero delegado de Sodercan, Ángel Pedraja Terán.

Junto a la presentación, el acto contó con una presentación de Javier Moreno, presidente de Fonredess, sobre emprender en la economía social y solidaria. Y terminó con una mesa de debate con cuatro emprendedores de la región moderada por la profesora UC Lidia Sánchez Ruiz.

David Laguillo
Compartir:

David Laguillo

https://www.cantabriadiario.com

David Laguillo (Torrelavega, 1975) es un periodista, escritor y fotógrafo español. Desde hace años ha publicado en medios de comunicación de ámbito nacional y local, tanto en publicaciones generalistas como especializadas. Como fotógrafo también ha ilustrado libros y artículos periodísticos. Más información en https://www.davidlaguillo.com/biografia