Cantabria registra en el primer trimestre de este año el menor número de contratos de trabajo desde 2002

Cantabria acumula en el primer trimestre de este año un balance total de 28.891 contratos de trabajo, un 8,81% menos que en 2011 y el menor número registrado hasta ahora en el mismo período desde que en el año 2002 el Ministerio de Trabajo difunde estadísticas de contratación segregadas por comunidades autónomas.

Según un informe de la Secretaría de Empleo de UGT, la región no había registrado hasta ahora en un primer trimestre del año menos de 31.000 contratos de trabajo (el menor número eran los 31.648 de 2010), y el sindicato matiza que “los primeros meses de 2012 no sólo muestran un balance negativo histórico en la cantidad de los contratos, también en la calidad de los mismos”.

En este sentido, UGT aclara en un comunicado que un 91,59% de los contratos suscritos en los tres primeros meses de 2012 en Cantabria fueron temporales, en concreto 26.461, lo que representa la mayor tasa de eventualidad conocida hasta ahora en este período inicial del año (la mayor era el 90,52% de 2010), tras superarse los máximos históricos en ambos sexos.

Un 90,45% de los contratos de trabajo firmados por los varones en este primer trimestre de 2012 fueron temporales (12.435), el mayor registro en este sexo tras rebasar el 90,13% del año 2003; mientras que las mujeres ya alcanzan el 92,62% de temporalidad contractual (14.026 contratos eventuales de un total de 15.143) y superan igualmente el máximo histórico del 91,41% de 2010.

La contratación ha sido “eventual y precaria”

Como recalca la secretaria de Empleo de UGT en Cantabria, Ana Belén Álvarez, “al margen de que se registre el menor número de contratos conocido hasta ahora, de que la contratación indefinida se reduzca en más de un 23% y ya sólo represente menos del 9% del total; todas las estadísticas reafirman que la contratación del primer trimestre del año en Cantabria ha sido tan eventual y precaria e incluso más que la observada en otros períodos del año de por sí más precarios, como en la temporada estival de verano”.

“En años anteriores y en la actual crisis económica no se había llegado a un extremo de precariedad igual en los tres primeros meses del año, lo que genera especial preocupación para lo que nos queda por delante, y más, con una reforma laboral donde su contrato estrella es uno temporal camuflado como indefinido para emprendedores donde existe un año de prueba en el que se puede despedir al trabajador sin indemnización alguna”, agrega Álvarez.

Más contratos de días que indeterminados

En este sentido, el propio informe de UGT hace especial hincapié en que “la contratación es especialmente temporal y además de cada vez menos duración porque casi un 40% es de no más de un mes de duración y en su gran mayoría de menos de una semana”.

De los 26.461 contratos temporales contabilizados en la región entre enero y marzo de este año, un 39,7% (10.506) tuvieron una duración máxima de un mes, lo que representa un incremento de más de un 4% sobre el porcentaje de 2011 en las mismas fechas (35,01%) y el mayor registro en la región en este concepto, donde como mucho sólo se había llegado a alcanzar el 37% en el año 2010.

“Por primera vez desde que existen estadísticas de contratación por comunidades autónomas, en Cantabria ya se registran más contratos de no más de un mes de duración que de tiempo indeterminado en un primer trimestre del año, algo que sólo ocurría en el verano con el incremento de la contratación muy temporal en los servicios, principalmente en hostelería y comercio”, apunta la secretaria de Empleo de UGT en Cantabria.

La sindicalista subraya que “sólo 10.196 contratos temporales, un 38,53% del total, son en estos inicios de año de máxima duración o de tiempo indeterminado, lo que implica un 4% menos que lo que aportaban el año pasado (42,24%)”.

“El porcentaje en el que aumenta la aportación de los contratos de menor duración es el mismo en el que disminuye los de máxima vigencia, lo que de por sí es más que explicativo del progresivo deterioro del mercado de trabajo”, agrega la responsable regional de Empleo de UGT.

Cantabria registra en el primer trimestre de este año 2.792 contratos de trabajo menos que en el mismo período de 2011, de los que 730 son indefinidos y 2.062 temporales, tras reducirse todas las modalidades de contratación y en todas las franjas de duración en el caso de los eventuales, menos la de un mes como máximo, que repunta un 5,2% con 519 contratos más.

Este incremento de los contratos de menos duración, de los que casi un 55% son de menos de una semana, contrasta con una reducción de 1.851 de los de tiempo indeterminado, un 15,36% menos que en 2011 y cerca de un 90% de todo el descenso registrado en toda la contratación temporal de la región en el primer trimestre de 2012.

“Con esta contratación predominantemente temporal y precaria no es de extrañar que en el primer trimestre de este año haya no sólo menos contratos sino también 2.851 personas contratadas menos que el año pasado en estas mismas fechas”, puntualiza la secretaria de Empleo de UGT en Cantabria.