Categorías: Portada

Cantabria registra un descenso “escaso” del paro y aumento “escandaloso” de la temporalidad

Manifestación del 1 de mayo en Santander

La secretaria de Empleo de CCOO de Cantabria, Laura Lombilla, ha criticado que el descenso del paro registrado en el mes de julio, con 593 personas menos inscritas en el Servicio Cántabro de Empleo, es “demasiado escaso” comparándolo tradicionalmente con la bajada de desempleo que suele experimentar el mercado laboral de la región durante los meses de verano, principalmente, en las actividades turísticas, estacionales y de temporada.

Además, ha destacado que los contratos que se firmaron durante el pasado mes han sido, “casi todos”, temporales ya que menos del 5 por ciento de los contratos fueron indefinidos, por lo que considera “escandaloso” que más del 95 por ciento de los puestos de trabajo que se han creado sean temporales y precarios.

Lombilla ha recordado que el sindicato ya ha venido advirtiendo durante los últimos años que esta temporalidad “instalada” en la Comunidad produce un “gran atraso” del crecimiento económico y refleja lo que “hoy muestran las cifras”; que Cantabria se sitúa “muy por debajo” de la media de la recuperación que está experimentando el resto del país, donde el paro ha caído en un 8,4 por ciento.

La secretaria de Empleo ha resaltado que “la práctica totalidad” de las personas que encontraron un trabajo el pasado mes, lo hicieron en el sector servicios. “Es urgente un cambio de modelo laboral en Cantabria pues la región no puede basar su economía en que el 97,3 por ciento de los nuevos asalariados sean contratados en el sector servicios”, ha dicho Lombilla, mientras que en la industria apenas se crea empleo y en la construcción, incluso, aumente el paro.

La representante de CCOO ha valorado positivamente el ascenso que se ha producido en 4.725 afiliados en la Seguridad Social pero ha indicado que es “preocupante” la rotación de altas y bajas que se registran en el mercado laboral cántabro.

Por su parte, la secretaria de Empleo y Formación de UGT en Cantabria, Ana Belén Álvarez, afirmó hoy que el descenso del paro en la región el pasado mes de julio, un 1,37% y 593 desempleados menos, “es el menor registrado en la serie histórica desde que ésta se elabora desde el año 1996 y, además, con más de un 95%  de contratos temporales”.

“Siempre es una buena noticia que descienda el paro pero que lo haga en menos de un 2% en el mes de julio donde siempre ha bajado el paro con la temporada estival y el tirón de los servicios, y más, si se tiene en cuenta que hasta ahora la menor disminución del desempleo en estas fechas fue el 3,88% de julio de 2003 cuando había 22.000 desempleados, no más de 42.000 como en la actualidad”, subrayó Álvarez.

La responsable regional de Empleo de UGT agregó que “ya no es novedad que cada mes superemos los máximos históricos de la región en contratación temporal y como era de esperar el mes de julio no iba a ser una excepción, con más de un 95% de eventuales, lo que sólo había ocurrido en el año 2012 y en el 2003”.

La sindicalista recordó también que “el porcentaje de desempleados sin prestación sigue creciendo como resultado del empleo muy precario y de escasa cotización a la Seguridad Social, hasta el extremo que en junio (última estadística facilitada hoy de prestaciones) un 51,82% de los desempleados cántabros registrados (22.389) no percibía ni prestación contributiva ni asistencial”.

Desequilibrio entre el paro y la afiliación

La secretaria de Empleo de UGT aludió también a las diferencias “más que significativas” entre el descenso del paro (593 desempleados menos) y el aumento de la afiliación en la Seguridad Social (+4.725) del pasado mes de julio en Cantabria”.

“Está claro que si hay tanta diferencia entre el menor número de desempleados y el incremento correspondiente de afiliaciones es que el paro registrado no refleja la verdadera realidad del mercado laboral, entre otros motivos, porque esto confirma un empleo muy precario y efímero de ida y vuelta y que muchos desempleados ya no se registran porque, probablemente, han perdido la esperanza de encontrar un empleo”.

Para Álvarez, “ya es de por sí llamativo que el paro registrado aluda a algo más de 40.000 desempleados y en el mismo trimestre la Encuesta de Población Activa aumente esa cifra a más de 50.000”.

Cantabria solo crea empleo precario

Para USO, el mes de julio no ha respondido a las expectativas en términos de empleo en Cantabria. Si bien se ha reducido la lista de desempleados, lo ha hecho ‘sensiblemente peor’ que el mismo mes del año anterior. Cantabria crea empleo ‘aumentando la precariedad’ a diferencia del resto del Estado. Mientras en España crece más de 14 puntos la contratación indefinida en el último año, Cantabria camina en sentido contrario y cede casi 2 puntos en el mismo periodo. Para USO, la recuperación de empleo en Cantabria se sustenta en un modelo económico muy inestable sin apenas raíces que lo afiance, lo que hace que la región sea ‘muy vulnerable’ en escenarios menos benignos. La ‘endémica falta de concreción’ de un modelo de región que vaya más allá del disfrute del hecho costero y los ‘decrépitos sectores tradicionales’ pasan factura y alejan a la región de los vagones de cabeza en el ranking de las regiones españolas. Por tanto, ‘es imprescindible para evitar que Cantabria se perpetúe como tierra excedentaria de trabajadores que huyen de la precariedad y bajos salarios consensuar un modelo económico que cambie la deriva actual’.

David Laguillo

Cantabria Diario