Cantabria registró 5.155 accidentes de trabajo, diez de ellos mortales

-Laura Lombilla: “Debemos recuperar las políticas en materia de salud y seguridad y derogar la reforma laboral que nos condena a la precariedad y a un aumento de la siniestralidad”

Viernes, 19 de febrero de 2021.- Comisiones Obreras de Cantabria ha valorado el avance de las estadísticas de accidentes de trabajo publicado por el Ministerio de Trabajo y Economía Social, que, como ha indicado Laura Lombilla, secretaria de Salud Laboral de CCOO de Cantabria, revela un descenso del 14,22% de los accidentes de trabajo respecto al año anterior que tiene su origen “en el impacto que la pandemia sanitaria está teniendo en la actividad económica”.

Según estos datos, recogidos en el periodo de enero a diciembre de 2020, se han registrado alrededor de 5.155 accidentes de trabajo con baja en la región, 855 menos que el año anterior, en casi todos los sectores de actividad.

Los únicos sectores en los que ha aumentado la notificación de accidentes son las actividades sanitarias y de servicios sociales –con gran actividad durante la pandemia-, con 297 más, “aunque se ha producido un importante subregistro”, ha matizado Lombilla.

La secretaria de Salud Laboral de CCOO de Cantabria ha lamentado que “a pesar del parón de la actividad económica en 2020, se ha producido un accidente mortal más que en 2019”. En 2020, diez personas han muerto en el trabajo, si bien esta cifra es provisional porque entre los accidentes de trabajo mortales, se incluyen aquellos en los que el fallecimiento se produce en los doce meses siguientes a la fecha del accidente laboral.

En cuanto a las muertes por accidentes in itinere, se ha producido uno durante el año pasado, la misma cifra que en 2019, por lo que, en este sentido, las cifras tampoco mejoran.

Respecto a los índices de incidencia de los accidentes en el trabajo, los datos no muestran una gran diferencia en términos interanuales. En 2020, la incidencia fue de 2.463,9 y, en 2019, de 2.799,6.

“Es inadmisible que, con el parón económico que vivimos, siga produciéndose un volumen tan importante de accidentes de trabajo, está claro que no funciona el sistema preventivo y debemos recuperar los niveles de protección de la salud de las personas trabajadoras”, ha reivindicado Lombilla.

Desde CCOO, “exigimos al Gobierno cambios legislativos en materia de seguridad y salud en el trabajo para evitar la excesiva externalización de la prevención e integrarla en la gestión empresarial”. “Debemos recuperar las políticas activas en materia de salud y seguridad en el trabajo y derogar la reforma laboral que nos condena a la precariedad y a un aumento generalizado de la siniestralidad”, como ha afirmado la secretaria de Salud Laboral del sindicato.

El avance de las estadísticas del año 2020 incorpora una novedad, que es la inclusión de los datos de accidentes de trabajo con baja por Covid y revelan una cifra de 439 accidentes de este tipo en la región.

Lombilla ha destacado la importancia de potenciar las actuaciones en materia de prevención de riesgos laborales, así como implementar una mayor actividad inspectora en los centros de trabajo ante estos resultados, “muy graves porque, pese al descenso de la actividad, los datos son dramáticos, sobre todo en cuanto a mortalidad”, ha concluido.