Cantabria

CCOO considera que los ‘vaivenes’ del desempleo reflejan que aún ‘desconocemos las secuelas de la pandemia en el mercado laboral’

El sindicato ha subrayado que las cifras no son peores por el efecto de la contratación temporal de la Semana Santa

Laura Lombilla: “Es necesario una remodelación del actual modelo productivo y que los tan esperados fondos europeos no se queden en proyectos estériles y sin futuro”

Comisiones Obreras de Cantabria (CCOO) ha lamentado que, tras el significativo descenso del paro registrado el pasado mes de marzo, las estadísticas vuelven a ser desfavorables para la región y el mes de abril cierra con 34 personas más en desempleo pese a ser un periodo influido por las contrataciones temporales de la Semana Santa. De este modo, los vaivenes que mes a mes se observan en las cifras del paro reflejan que aún desconocemos las secuelas de la pandemia en el mercado laboral.

Para el sindicato, no es positivo que la región sea una de las tres comunidades autónomas donde ha crecido el desempleo y ha subrayado que aunque la situación ha mejorado con respecto al año anterior, en realidad es un espejismo pues en abril de 2020 el mercado de trabajo atravesaba el momento más crítico de la pandemia.

Para Laura Lombilla, secretaria de Empleo de CCOO de Cantabria, “si el aumento del paro no ha sido más significativo, ha sido por el efecto de la Semana Santa. De hecho, si analizamos la contratación del mes, vemos que el 60,94% de los contratos firmados se han realizado en el sector Servicios y el 91,52% de los contratos registrados han sido temporales”. Del mismo, Lombilla ha lamentado el notable descenso de la contratación indefinida durante este periodo y con respecto al mes anterior, con 434 contratos indefinidos menos, un 21,61% menos.

Desde CCOO también se ha hecho hincapié en las consecuencias que la pandemia del coronavirus está dejando entre las mujeres trabajadoras porque aunque la situación mejora con respecto al año anterior, un mes en el que se había tocado fondo, en la comparativa se aprecia claramente cómo el paro de las mujeres sigue creciendo frente al descenso palpable del de los hombres. En este sentido, hay 524 mujeres en desempleo más que el año pasado frente a 1.172 hombres menos.

“Aún así, estas desigualdades entre hombres y mujeres también se aprecian mes a mes. Las mujeres representan el 56,5% del desempleo de la región. Desconocemos aún cuáles serán las secuelas que deje la crisis de la COVID 19 en el mercado de trabajo pero lo que sí está más claro es que a las mujeres nos va a costar mucho más remontar”, ha incidido la secretaria de Empleo.

“Es imprescindible que además de la vacuna que ponga fin a la crisis sanitaria, llegue la ‘vacuna económica’ que sirva para reactivar la economía. Es necesario una remodelación del actual modelo productivo y que los tan esperados fondos europeos no se queden en proyectos estériles y sin futuro sino que sirvan para dar el espaldarazo que nos hace falta y que se traduce en unas políticas activas de empleo que acaben con la precariedad, la inestabilidad laboral y las desigualdades que venimos denunciando desde hace tiempo”, ha dicho Lombilla.  

El sindicato ha insistido una vez más que el futuro laboral de España y de Cantabria pasa por la derogación de las reformas laboral y de pensiones y por la subida progresiva del salario mínimo, siendo imprescindible para incentivar el consumo y mejorar la productividad.

En este sentido, el sindicato ha hecho hincapié en la importancia del Diálogo Social para conseguir medidas que lleguen a las personas trabajadoras, como las recogidas en el II Acuerdo del Diálogo Social de Cantabria que ha derivado, por ejemplo, en la ayuda para mejorar las rentas a las personas afectadas por ERTE, que se ha hecho oficial ayer y que ya se pueden solicitar. De este modo, CCOO ha instado a las empresas a que comiencen cuanto antes el proceso de solicitud de estas ayudas que benefician tanto a las personas trabajadoras como a las empresas.

You may also like

Comments are closed.

More in:Cantabria