• 8 de diciembre de 2022

CCOO insta a la Consejería de Educación a negociar un acuerdo marco plurianual para atender las ‘necesidades reales’ de los centros públicos

 CCOO insta a la Consejería de Educación a negociar un acuerdo marco plurianual para atender las ‘necesidades reales’ de los centros públicos

La Federación de Enseñanza ha estimado que son necesarias 1.287 personas más en plantilla para lograr reducción de carga lectiva y ratios, apoyos DEA, red de orientación y coordinación de bienestar

Conchi Sánchez: “Se trata de un objetivo factible a implementar en varios cursos si se tiene un compromiso con la educación pública”

La Federación de Enseñanza de Comisiones Obreras en Cantabria (CCOO) ha instado hoy a la Consejería de Educación del Ejecutivo cántabro, y más concretamente a la consejera Marina Lombó, a sentarse a negociar un acuerdo marco de Educación plurianual que permita incrementar las plantillas con el número necesario de docentes para atender las ‘necesidades reales’ de los centros públicos en lo que se refiere a reducción de carga lectiva y ratios, apoyos DEA (dificultades específicas de aprendizaje), red de orientadores y figuras en los centros de coordinador o coordinadora de bienestar.

En concreto, según un informe elaborado por la Federación de Enseñanza de CCOO y que hoy ha sido presentado en rueda de prensa en la sede del sindicato en Santander por Conchi Sánchez, secretaria general de la Federación de Enseñanza de CCOO en Cantabria; Héctor Adsuar, secretario de enseñanza pública no universitaria de la Federación de Enseñanza de CCOO, y Raquel Gutiérrez, Secretaria de Organización de la Federación de Enseñanza de CCOO en Cantabria, en Cantabria se necesitarían 1.287 personas más en plantilla para cubrir todas esas necesidades, lo que supondría una media de 5 más por cada centro escolar.

Así, el número de personas necesarias para lograr una reducción de carga lectiva y llegar a las 35 horas semanales sería 469, reducción de ratios 142, apoyos DEA 335, Red de orientación 67, Coordinador de Bienestar 231, hasta llegar al total de 1.287. Conchi Sánchez ha subrayado que “se trata de un objetivo factible” y ha apuntado que “no sería para hacer de hoy para mañana sino que lo que tendríamos que hacer es sentarnos con la Consejería para ver cuáles son las prioridades e ir implementándolas paulatinamente”.

En este sentido, Sánchez ha lamentado que la Consejería de Marina Lombó adolece de una hoja de ruta, de una política educativa que no existe en Cantabria porque no se ha sabido hacer de la necesidad virtud y se juega a la improvisación”.

Así, ha reivindicado “más compromiso con la educación porque comprometerse con la educación es comprometerse con la sociedad, comprometerse con las familias”.

El sindicato ha abogado por una reducción de las ratios en las aulas, que contribuiría a la mejora de los resultados académicos, facilitaría una adecuada convivencia en nuestras aulas y permitiría una mejor atención a la diversidad en ellas y ha criticado que los recursos extras puestos en marcha durante la pandemia se han ido retirando, hasta quitarlos por completo en el caso de Cantabria, en lugar de convertirlos en estructurales para cubrir las necesidades del sistema y cumplir con el obligado 8% de temporalidad.

Así, ha apostado por una reducción de ratios asociada a la diversidad, porque aunque menos alumnos por clase beneficia a todo el alumnado, está demostrado que es especialmente útil entre aquellos que tienen necesidades específicas. De hecho, CCOO ha propuesto que a efectos de ratios en el aula, el número de alumnos con necesidades especiales cuenten doble.

Héctor Adsuar ha destacado que es fundamental la detección adecuada y la atención, con los recursos asociados necesarios, al alumnado con dificultades específicas de aprendizaje que en la actualidad “no tienen asociado ningún recurso docente especialista concreto y proponemos que lo tengan, uno por cada 12 alumnos”.

“Este tipo de alumno está infradetectado y no tienen recursos específicos a su lado. Se prioriza la atención al alumnado con dificultades más graves. Es necesario incrementar el número de orientadores y profesionales de servicios a la comunidad”, ha dicho Adsuar.

Algo similar a lo que ocurre con los coordinadores de bienestar, algo ya obligatorio en los centros ‘pero a lo que no se le da ninguna importancia, formando parte, normalmente, de las obligaciones del equipo directivo de cada centro’.

De ahí que desde CCOO se apueste por dotar a cada centro de un docente de servicios a la comunidad o análogo para desarrollar la figura de coordinador de bienestar. Raquel Gutiérrez, por su parte, ha hecho alusión a las consecuencias de la privatización de los equipos de orientación puesta en marcha por la Consejería, que se ha saldado con dos plazas y media menos en los equipos de orientación y las ‘quejas de muchos de los profesionales, que se sienten fiscalizados’.

Además, ha hecho hincapié en los 770 alumnos y alumnas que en Cantabria hay contabilizados con problemas socioeducativos, que desconocen el idioma o que se han incorporado tarde a la educación reglada y para los que CCOO un refuerzo docente por cada 18 alumnos, estimándose que serían necesarios 43.

Proceso de estabilización

Por último, en lo relativo a los procesos de estabilización, CCOO ha apuntado que las plazas aprobadas y previstas en Cantabria no son suficientes para reducir la interinidad docente a un máximo del 8%, necesitándose, al menos, 431 plazas más. “CCOO seguirá peleando para que se corrija urgentemente esta situación porque mejorar las condiciones de vida de los docentes es mejorar la calidad educativa”, ha concluido Conchi Sánchez.

Compartir:

David Laguillo

https://www.cantabriadiario.com

David Laguillo (Torrelavega, 1975) es un periodista, escritor y fotógrafo español. Desde hace años ha publicado en medios de comunicación de ámbito nacional y local, tanto en publicaciones generalistas como especializadas. Como fotógrafo también ha ilustrado libros y artículos periodísticos. Más información en https://www.davidlaguillo.com/biografia