Comillas tendrá un nuevo puerto deportivo

El Gobierno ha invertido alrededor de 4 millones de euros en varias actuaciones en el puerto

Esta mañana se han inaugurado las obras de mejora realizadas en el puerto de Comillas, que, desde el año 2004, han supuesto una inversión por parte del Ejecutivo regional superior a los 3,8 millones de euros.

Entre ellas, destacan la terminación del espigón de protección de la canal de entrada, la mejora de la dársena y el acondicionamiento de la zona terrestre, la reparación y consolidación del muro del muelle de descarga, y la instalación de un nuevo carro varadero. Parte de estas actuaciones han sido ejecutadas en el último año, periodo en el que el Gobierno cántabro ha destinado a este puerto más de 2,1 millones de euros.

Revilla ha justificado la inversión realizada en éste y otros puertos de la región porque, a pesar de no corresponderse con su aportación al PIB regional, son una “seña de identidad” de los pueblos costeros y forman parte de su historia y cultura. “Es una inversión de justicia social y que reivindica una actividad tradicional de Cantabria, como es la pesca”, ha dicho.

Por ello, ha subrayado el esfuerzo que está haciendo el Gobierno regional en mejorar las infraestructuras portuarias de la Comunidad para que los marineros cántabros puedan trabajar “en las mejores condiciones”.

Nuevo puerto deportivo

Asimismo, el Presidente ha incidido en la necesidad de construir en Comillas un nuevo puerto mixto-recreativo, especialmente teniendo en cuenta que la villa será en cuatro años un “foco mundial de atracción turística”, gracias, entre otras cosas, al Proyecto Comillas y a Colegios del Mundo Unido. En este sentido, ha señalado que la Consejería de Obras Públicas baraja ya varias alternativas para ubicarlo “en el mejor lugar y en las mejores condiciones”.

En su opinión, los puertos deportivos generan un “turismo de nivel” y Comillas “tiene que tener un puerto deportivo, porque en cuatro años va a venir aquí mucha gente de nivel económico”.

En el acto inaugural, Revilla ha estado acompañado por el consejero de Obras Públicas, Ordenación del Territorio, Vivienda y Urbanismo, José María Mazón; la alcaldesa de Comillas, María Teresa Noceda; el director de Puertos de Cantabria, José María Díaz; el patrón mayor de la Cofradía de Pescadores de la localidad, Luis Moro, y otros representantes de la Corporación local.

Por su parte, José María Mazón ha destacado que las obras realizadas en el puerto de Comillas suponen un salto “del siglo XVII al XXI”, además de asegurar que su Consejería va a seguir invirtiendo en la villa en todos los campos. Además, ha elogiado el resultado final de los trabajos y la “belleza” del nuevo puerto, y ha animado a vecinos y visitantes a disfrutar de él.

Finalmente, María Teresa Noceda ha manifestado que las actuaciones hoy inauguradas eran “muy necesarias y reivindicadas” por los comillanos, que pasan de tener unas instalaciones “tercermundistas” a un puerto “como pocos en España”. Por ello, ha agradecido el esfuerzo realizado por el Gobierno regional y la atención que siempre presta a las peticiones del municipio.

Las obras

En el periodo 2008-2009, las actuaciones realizadas en el Puerto de Comillas se han centrado en los ámbitos marítimo y terrestre, y en la dotación de mejores instalaciones y equipamientos.

Sobre el agua, se ha procedido al dragado del puerto, con un coste de 732.875 euros, y a la reparación y consolidación del muro del muelle de descarga, por importe de 250.000 euros. En superficie, se ha llevado a cabo el acondicionamiento de la dársena, con un presupuesto de 475.846 euros, y la reforma del almacén, por valor de 110.711 euros.

Asimismo, se han invertido 423.651 euros para dotar al puerto de mejores instalaciones y equipamientos, con anterioridad, en el cuatrienio 2004-2007, el Gobierno destinó casi 1,7 millones de euros para, entre otras cosas, ejecutar el espigón de protección de la canal de entrada (711.199 euros), rematar el espigón de protección del puerto (318.393 euros), urbanizar la zona norte (287.470 euros) y acometer varias tareas de mantenimiento y conservación (305.354 euros).