Mundo

Continúa la confusión en El Aaiún

Baby Mahmoud Gargai

Baby Mahmoud GargaiMarruecos sigue forzando a la comunidad internacional a optar por creerse la ‘versión oficial’ ofrecida por su gobierno y por los medios de comunicación marroquíes, o por el contrario nutrirse de los confusos flujos de información que pueden distribuir los propios saharauis o activistas, haciendo uso de medios tan precarios como teléfonos móviles, y sobre todo Internet, demostrando la eficacia de estos medios para la difusión de informaciones.

Tan sólo tres periodistas españoles, Àngels Barceló, Nicolás Castellano y Ángel Cabrera, de la Cadena Ser, han logrado romper el cerrojazo informativo y llegar hasta la zona del conflicto.

La fotografía del cadáver de Baby Mahmoud Gargai está dando la vuelta al mundo, en una imagen difundida por los saharauis para testimoniar la violencia desplegada por el ejército y la policía marroquí en el asalto al campamento de Gdeim Izik.

Los saharauis han manifiestado su rechazo a la ocupación marroquí, destruyendo todos los símbolos de esta, como el Ministerio de Minas y Recursos.

Guerra de cifras de muertos

Desde que comenzó la ofensiva marroquí los fallecidos, heridos y desaparecidos saharauis aumentan ‘alarmantemente’, según la asociación Thawra. Marruecos está intentando ocultar al mundo las verdaderas consecuencias del asalto al campamento saharaui de El Aaiún. El martes día 9 de noviembre, mientras desde el lado saharaui, se contaban ya por decenas los desaparecidos y heridos, las autoridades marroquíes tuvieron que terminar reconociendo la muerte de Babi Mahmoud Gargai, pero también de cinco miembros de la Seguridad marroquí. Esta información fue ampliada posteriormente a nueve fallecidos marroquíes, manteniendo la de un solo saharaui.

El miércoles 10 de noviembre, el Frente Polisario afirmó que había 11 fallecidos, 723 heridos y 159 desaparecidos, todos ellos saharauis. Durante todo el día se han multiplicado el número de fallecidos y heridos, debido al descubrimiento de varios pozos y fosas comunes donde Marruecos está amontonando los cadáveres de saharauis, y debido a la gran cantidad de heridos y fallecidos que yacen quemados en el destruido Campamento de la Dignidad.

Los detalles de esta información indican 25 muertos saharauis en uno de los pozos y 5 y 7 en otros dos. El día 10, el Frente Polisario aumentó el número de fallecidos identificados a 19, pero la cantidad de cuerpos de ciudadanos saharauis sin identificar supera la centena y no cesan las informaciones de nuevos descubrimientos de estos en diferentes puntos de la ciudad de El Aaiún y alrededores.

Thawra asegura que el número de detenidos saharauis aumenta ‘alarmantemente’, debido al ‘indiscriminado’ secuestro de saharauis, en sus propias casas, por parte de los militares marroquíes, con la ayuda de los cientos de colonos que patrullan la ciudad. Marruecos tiene ‘totalmente sitiada’ la ciudad y todas las fuerzas de seguridad marroquíes, contando con armas de fuego, recorren las calles. En ese mismo día, el rey Mohamed VI realizó unas declaraciones retransmitidas desde la Televisión de El Aaiún, en las que elevaba la cifra de muertos a 11 y reconocía la detención de 163 saharauis. Todo ello, llamando al entendimiento y asegurando que él mismo enterrará a todos sus “hijos” caídos.

 

You may also like

Comments are closed.

More in:Mundo