Santander

Declarado en ruina inminente el número 18 de la calle Arriba, en Cueto

cantabria_diario_fotografias3887

El Ayuntamiento de Santander ha declarado en estado de ruina inminente el inmueble correspondiente al número 18 de la calle Arriba, en Cueto, que data, según el Catastro, de antes de 1920.

Igualmente, y tal y como ha informado hoy el concejal de Infraestructuras, Urbanismo y Vivienda, César Díaz, se ha ordenado al propietario del mismo para que proceda a su derribo de forma urgente.

Díaz ha precisado que se trata de una edificación de dos plantas, de tipología unifamiliar tradicional a base de muros de carga de piedra, estructura de madera y cubierta de teja árabe sobre ripia.

Según los informes técnicos, el inmueble, que ha sufrido varios derrumbes interiores y de cubierta, presenta un mal estado generalizado y se encuentra en una situación de riesgo inminente de derrumbe, derivado del agotamiento generalizado de la estructura de cubierta del edificio.

Asimismo, los informes técnicos establecen que el deterioro es de tal envergadura que se considera totalmente inviable que se pudiera pretender proceder a su recuperación.

“El Ayuntamiento de Santander sigue velando por la conservación y el mantenimiento en buen estado de los edificios de la ciudad, con ayudas y acciones que van encaminadas a favorecer la reparación de los mismos y, paralelamente, eliminar los riesgos de aquellos inmuebles en estado ruinoso”, ha subrayado Díaz.

En este sentido, ha apuntado que se otorgan ayudas para la rehabilitación de fachadas de edificios catalogados, que se complementan con otras medidas impulsadas desde el Consistorio santanderino, entre ellas, los beneficios fiscales para aquellas comunidades de vecinos que quieran realizar este tipo de obras.

Además de ayudas económicas, el Ayuntamiento de Santander ofrece a los vecinos la posibilidad de acogerse a distintas bonificaciones fiscales como la exención del pago de la tasa por licencia de obras o la reducción del impuesto sobre construcciones en un 75 por ciento, todo ello, con el objetivo de mejorar el patrimonio edificado de la ciudad”, ha señalado.

También ha valorado que, con las subvenciones para la instalación de ascensores, se mejoran la accesibilidad y las condiciones de habitabilidad de los edificios en el municipio, lo que conlleva notables beneficios para todos los residentes, y especialmente para las personas con discapacidad, las personas mayores y quienes tienen dificultades de movilidad.

You may also like

Comments are closed.

More in:Santander