Denuncian que la situación de las focas del minizoo de Santander ’empeora con el calor y la proliferación de las algas’

AnimaNaturalis ha visitado el polémico minizoo de Santander junto a un equipo del Ayuntamiento, donde este jueves se debate una moción en el pleno de Santander para pedir el cierre del minizoo de la Magdalena. Desde AnimaNaturalis ponen el foco en que se pare la reproducción de manera ‘inmediata’ para que no nazcan más animales, ya que nuevas imágenes demuestran que la situación de las focas ‘no hace más que empeorar con el calor y la proliferación de las algas’.

Un equipo de AnimaNaturalis fue recibido el miércoles por la concejala de Medio Ambiente, Margarita Rojo Calderón, junto a técnicos y veterinarios del minizoo del Palacio de la Magdalena de Santander. El equipo de AnimaNaturalis vino desde Barcelona con el fin de comprobar el estado de los animales, las instalaciones, y resolver dudas sobre el manejo y cuidados de las focas, leones marinos y pingüinos.

“La concejala de medio ambiente, Margarita Rojo, nos ha trasladado su deseo y compromiso de convertir el zoo en un santuario, con la puerta abierta a la participación de las asociaciones de protección animal”, explica Aïda Gascón, directora de AnimaNaturalis en España. “Sin embargo tenemos serias dudas de que esta idea pueda ser económicamente viable. De momento no hay un plan definido para esta reconversión, que en cualquier caso iría para largo y los animales necesitan soluciones ya”.

Este jueves se debate una moción en el pleno de Santander para pedir el cierre del minizoo de la Magdalena, presentada en conjunto por los grupos municipales PSOE, PRC y Unidas por Santander (UxS). Los grupos solicitan que los animales sean reubicados en entornos “más adecuados” y que el espacio que ahora alberga el minizoo se destine a realizar actividades culturales o a un centro de educación medioambiental. Sin embargo, desde AnimaNaturalis ven ‘difícil’ reubicar a los animales, por lo que consideran que habría que ‘barajar todas las opciones posibles para garantizar su bienestar’, y trabajar desde ya en el cierre paulatino del zoo a largo plazo, eliminando de forma inmediata la posibilidad de reproducción de los habitantes actuales, así como la adquisición de nuevos individuos que no sean fruto de un decomiso.

Durante la visita, AnimaNaturalis mostró especial preocupación por el ‘sobrecrecimiento anormal y excesivo de algas’ sobre la piel de las focas grises, que cada vez es más acusado. Además, una de ellas mantiene un comportamiento muy preocupante, porque apenas se mueve en todo el día, “parece que se esté dejando morir”, explica Gascón.

La ONG ha publicado nuevas imágenes tomadas el mismo miércoles, que demuestran que la situación de las focas ‘no hace más que empeorar con el calor y la proliferación de las algas’.

También se preguntó por la situación de la foca bebé, que nació en noviembre de 2019 y que ha estado encerrada y completamente aislada durante 6 meses. Durante la visita pudieron comprobar que ya no está sola y comparte recinto con el resto de focas, pero denuncian que mantener a un mamífero social en aislamiento durante tanto tiempo es ‘un acto de crueldad’.

Desde AnimaNaturalis han valorado como positiva la buena voluntad del Ayuntamiento, así como la predisposición a solucionar un problema que se arrastra desde hace muchos años, pero advierten que van a seguir el caso “muy de cerca” y se ofrecen para encontrar la mejor solución.