Cantabria

Desarrollo Rural investigará el potencial de especies vegetales de Cantabria como sumidero de gases de efecto invernadero

Oria ha comprobado en Oruña de Piélagos el funcionamiento de los medidores instalados para llevar a cabo el proyecto

La Consejería de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca y Biodiversidad y el consorcio de empresas Carbocantabria han suscrito hoy un convenio para realizar un proyecto de investigación del potencial de las especies vegetales en entornos autóctonos como sumidero de gases de efecto invernadero. Este acuerdo se enmarca dentro del I Plan Regional de Investigación Científica, Desarrollo Tecnológico e Innovación de Cantabria 2006-2010.

Las empresas ‘Bosques Ornamentales’, ‘Innor’ y ‘Leiacontar’, que constituyen el consorcio firmante, contarán con la colaboración de la Consejería, a través del Centro de Investigación y Formación Agrarias (CIFA), para desarrollar el citado proyecto de I+D, cuya finalidad es evaluar los flujos de carbono y energía entre la atmósfera y la biosfera en determinadas especies arbóreas de carácter autóctono. El acuerdo con la Consejería de Desarrollo Rural supone una aportación de 214.077 euros.

El consejero, Jesús Oria, acompañado por la directora general de Biodiversidad, María Eugenia Calvo, se ha desplazado hasta Oruña de Piélagos, donde la empresa ‘Bosques Ornamentales’ ha cedido su espacio y plantaciones de encinas para la instalación de los medidores mediante los que se llevará a cabo el proyecto.

Oria ha mostrado su compromiso con un tema “tan sensible y de vigente actualidad como el combate contra el efecto invernadero”. “Evaluar las posibilidades de algunas especies, en este caso de la encina, en la absorción de gases de efecto invernadero es una satisfacción para la Consejería de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca y Biodiversidad”.

Además, ha anunciado la intención de la Consejería de involucrar al CIFA en proyectos de este tipo. “El CIFA lleva muchos años en investigación del mundo agrario, y ahora queremos introducirlo en aspectos forestales”, ha declarado.

El estudio analizará, entre otras variables, el carbono orgánico y el estado nutricional de las especies vegetales en estudio, así como la determinación del estado sanitario de las mismas. Para ello, se hará uso de una torre medidora que dispone de todos los sensores, controles, baterías y elementos auxiliares necesarios para la observación en continuo de todas estas variables intervinientes. A continuación, se procederá al tratamiento de los datos en el desarrollo de la actividad investigadora relacionada con la evaluación de los flujos de CO2, mediante la utilización de protocolos de evaluación y medida establecidos.

You may also like

Comments are closed.

More in:Cantabria