Portada

Desarticulado en Santander un grupo que falsificaba tarjetas de transporte

  • Clonaban y distribuían tarjetas de transporte, llegando a defraudar más de 20.000 euros -pendiente de cuantificación final- a diferentes operadores de transportes públicos de la región
  • El autor de la falsificación era un joven de 23 años con conocimientos de informática y domiciliado en Santander

Agentes de la Policía Nacional procedieron a la detención de veintiuna personas, una de ellas menor de edad, por un presunto delito de falsedad documental y estafa. El hecho fue investigado a partir de la denuncia de una compañía de autobuses de la región el pasado mes de enero, por clonación de tarjetas “sin contacto” -sistema que permite abonar el importe del viaje, acercando la tarjeta al terminal en el punto de venta-, y el uso fraudulento de las mismas en perjuicio de la compañía prestataria del servicio. Los hechos venían sucediendo desde marzo de 2014 y el fraude podía superar los 20.000 euros.
La compañía víctima del fraude refería en la denuncia que durante inspección habían observado que algunas de estas tarjetas monedero presentaban consumos de importes superiores a las cantidades recargadas, detectándose un uso ilícito de las mismas
mediante clonación de los saldos de las tarjetas patrón (las legales), con unos importes prefijados que iban desde los 22 a los 40 euros.
A raíz de la referida denuncia, la Dirección General de Transporte y Comunicaciones del Gobierno de Cantabria, detectó fraude también en otros operadores que utilizaban el mismo medio de pago, que en febrero se unieron a la denuncia. La organización, de estructura piramidal, se dedicaba a falsificar títulos de viaje, concretamente tarjetas de transporte, para venderlas a usuarios de tren y autobús, siendo recargadas
fraudulentamente muy por debajo del precio oficial. Para la distribución y recarga de las mismas utilizaban a intermediarios con la connivencia del falsificador, algunos eran propietarios de bares o kioskos. Estos, se limitaban a recoger las tarjetas, para llevarlas al mencionado establecimiento colaborador, en donde eran recargadas fraudulentamente.
Tanto el autor de la falsificación, un joven de 23 años con conocimientos de informática y domiciliado en Santander, como los intermediarios y el usuario final de las tarjetas clonadas, obtenían un lucro ilícito en perjuicio de las empresas que prestaban el
servicio.
Las gestiones policiales se encaminaron a determinar quienes eran los usuarios de las tarjetas recargadas fraudulentamente, al objeto de esclarecer los hechos y determinar el origen de la falsificación de dichos títulos de viaje e identificar y detener a los
responsables de los mismos. Por lo que el pasado mes de febrero los investigadores establecieron un dispositivo de vigilancia y control, llevado a cabo en dos fases, febrero y marzo, con la colaboración de Inspectores de Trasporte de las empresas afectadas, con el objeto de detectar dichas tarjetas clonadas.
Detenidos
El día 12 de febrero comienza un reguero de detenciones por la Brigada Provincial de Policía Judicial que es quien ha llevado la investigación, por delito de falsedad documental y estafa. En febrero fueron detenidas nueve personas, más un imputado no
detenido, que quedaron en libertad con cargos. El pasado 5 de marzo se culminó la Operación Freebus, con la desarticulación de este grupo organizado, interviniéndose veintiocho tarjetas monedero, los útiles para clonarlas y la detención de otras doce personas, más dos imputados no detenidos, de los que la mayoría carecían de antecedentes y quedaron en libertad con la obligación de presentarse ante la autoridad judicial, cuando se les requiera.

You may also like

Comments are closed.

More in:Portada