Desarticulado un grupo de ladrones de pisos que introducía palillos en las cerraduras para evitar ser sorprendidos “in fraganti”

Recuperadas 159 piezas de joyería, 68 relojes, 70 artículos electrónicos, 47 teléfonos móviles, 6 ordenadores portátiles y dinero en efectivo, entre otros efectos

La Policía Nacional ha detenido a siete personas y ha localizado la casa de compra-venta donde daban salida a parte de los efectos sustraídos.

A las 12,00 horas, responsables de la operación mantendrán un encuentro informativo con los medios y expondrán los efectos recuperados en la Comisaría de Getafe sita el la calle Churruca nº 6 de esta localidad

Agentes de Policía Nacional han detenido a siete personas especializadas en el robo en el interior de domicilios. Accedían a los pisos por el procedimiento del resbalón -actuando con una pieza de plástico sobre el pestillo de la cerradura para liberarlo y abrir la puerta- y operaban principalmente de la zona sur de Madrid. Sustraían sobre todo artículos de electrónica y joyas que posteriormente revendían en una casa de compra-venta, que ha sido también localizada por los agentes.

Palillos en las cerraduras

La investigación se inició tras diversos robos con fuerza cometidos en domicilios de distintas localidades de la zona sur de la Comunidad de Madrid. Todos estos asaltos tenían como elemento común que los ladrones introducían palillos u otros objetos en las cerraduras de la puerta principal para evitar ser pillados “in fraganti” en el interior de la vivienda si los propietarios regresaban.

De forma paralela, se intensificaron las gestiones para averiguar los canales de distribución de los objetos sustraídos, en su mayoría artículos de electrónica y joyas. Los investigadores de las comisarías de Getafe, Leganés, Fuenlabrada y Parla, localidades donde principalmente se producían las sustracciones, averiguaron que parte de la mercancía robada se vendía en una casa de compra-venta regentada por una ciudadana de nacionalidad colombiana.

En apenas unos días, los policías de la Comisaría de Getafe lograron identificar a las personas que supuestamente habían proporcionado la mercancía robada a la propietaria de la casa de compra-venta. Posteriormente establecieron un dispositivo policial en las inmediaciones del domicilio de los investigados. Los agentes observaron como tres miembros del grupo abandonaban precipitadamente el inmueble con dos grandes bolsas, cogieron un taxi y se dirigieron a un locutorio. Tras depositarlas en el local desde donde se podían enviar paquetes postales y dinero en efectivo, abandonaron el lugar.

En el interior de las bolsas, y ocultos entre diversas prendas, se escondían relojes, cámaras fotográficas y de video que los ladrones pretendían enviar al extranjero. Además, el número de serie de uno de esos relojes se correspondía con uno que había sido sustraído y denunciado en Getafe.

Finalmente, una vez localizados todos los integrantes de la red, los agentes procedieron al arresto de siete personas relacionadas con los robos. En total se han practicado cuatro registros domiciliarios en los que se han recuperado 159 piezas de joyería, 68 relojes, 70 artículos electrónicos, 47 teléfonos móviles, 6 ordenadores portátiles, 13 cámaras fotográficas, 19 gafas de sol y dinero en efectivo, entre otros efectos. Los investigadores estiman que el grupo podría haber cometido más de un centenar de robos.

La investigación ha sido realizada por el Grupo XI de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Madrid en colaboración con agentes de las comisarías locales de Getafe, Leganés, Parla y Fuenlabrada.