Diego quiere atraer inversión público-privada por valor de 343 millones con el Plan Industrial

Gema Díaz, Ignacio Diego y Eduardo Arasti / Foto: Gob. Cantabria

-La comarca del Besaya recibirá 37 millones de inversión pública

El presidente de Cantabria, Ignacio Diego, ha presentado hoy en rueda de prensa las líneas maestras del Plan Industrial de Cantabria 2014 que está orientado al fomento de la inversión productiva y a la transformación del tejido industrial cántabro hacia un modelo basado en la competitividad, la flexibilidad, la innovación y la internacionalización.

Según ha dicho Diego, se trata de una herramienta de estímulo y apoyo a la actividad industrial, que pretende crear un marco favorecedor de la inversión productiva y la excelencia empresarial, y con ello avanzar hacia el objetivo último y prioritario de crear empleo.

 

El presidente ha recordado el peso del sector industrial en la economía regional, que representa el 20% de nuestro Producto Interior Bruto (4,5 puntos por encima de la media nacional, que está en el 15,5%), lo que convierte a Cantabria en la quinta región de España en función de la importancia de este sector.

Por su especial relevancia histórica dentro de este sector y por la especial situación de crisis industrial que atraviesa en la actualidad, este plan contempla una atención especial a la comarca del Besaya, a donde irán a parar más de 37 de los 112 millones de inversión pública, es decir, un tercio de ese total. Esa especial atención se materializará en forma de medidas singulares y mediante una mayor intensidad en las ayudas, que primarán las inversiones o actuaciones que se realicen en este entorno.

Ignacio Diego ha asegurado que este plan “puede y debe tener continuidad en el tiempo”, porque, como documento “abierto” que es, tiene que ser mejorado con nuevas aportaciones y con la evaluación que se vaya haciendo del mismo. Una evaluación que -ha añadido el presidente- será compartida con los agentes económicos y sociales, y también con los empresarios, a quienes ha vuelto a atribuir un “protagonismo básico” en la recuperación económica de Cantabria.

Finalmente, ha destacado que todas y cada una de las medidas que incluye el Plan Industrial vienen acompañadas de una “financiación expresa” que puede proceder de fondos diversos, bien del Gobierno de Cantabria, del Gobierno de España o de la Unión Europea.

Ignacio Diego ha estado acompañado en la rueda de prensa por el consejero de Industria, Eduardo Arasti, y por la presidenta de la CEOE, Gema Díaz, con quien previamente ha analizado el contenido del Plan en una reunión a la que ha asistido acompañada por otros miembros de la Ejecutiva de la Confederación.

El documento, además de la CEOE, también ha sido remitido por el Gobierno a los sindicatos, a las Cámaras de Comercio de Santander y Torrelavega, y a otros colectivos para que puedan realizar sus aportaciones al mismo.

10 líneas estratégicas

Tal y como ha explicado el consejero Eduardo Arasti, el Plan Industrial se estructura en 10 líneas estratégicas, cada una de las cuales tiene su correspondiente dotación económica.

La primera línea es la de ‘Suelo Industrial’ (6,3 millones de euros), que contempla medidas como el suelo gratis durante cinco años y un derecho de superficie de 50 años.

La segunda es la relativa a la ‘Inversión Industrial’ (12.151.018 euros), que, además de los programas Invierte, el de Inversión en Industria Agroalimentaria, los Incentivos Regionales y las inversiones en Empresas de Economía Social, incluye uno nuevo denominado ‘Innpulsa Microinvierte’, orientado a pequeñas empresas, micropymes y autónomos con proyectos de entre 3.000 y 50.000 euros de inversión.

El presupuesto del ‘Innpulsa Microinvierte’ es de 500.000 euros y la ayuda podrá alcanzar hasta el 20% de la inversión. En este ámbito, se considera a la comarca del Besaya ‘Zona de Atención Prioritaria’.

La tercera línea está destinada a la I+D+i (6.152.500 euros), dentro de la cual se encuentran los programas Innova, para fomentar la innovación en las empresas, y Compite, para la implantación de software de gestión avanzada y desarrollar acciones de comercialización.

La cuarta línea se denomina ‘Contratación y Empleo’ (10.405.150 euros), que incorpora un nuevo programa de fomento de la contratación puesto en marcha a través de Sodercan, el llamado Innpulsa Contrata. Este programa en concreto está dotado con 400.000 euros dirigidos a cubrir los gastos del personal técnico que contraten las empresas, que pueden ser titulados universitarios o titulados en Formación Profesional de último grado, y siempre que los proyectos supongan creación neta de empleo.

Además, también forman parte de este ámbito los programas de FP Dual y los de promoción del empleo y la inserción laboral, entre los que se encuentran la formación profesional para el empleo, que igualmente establece al Besaya como zona de actuación prioritaria; las ayudas a la promoción del empleo autónomo y la contratación indefinida, o la incorporación de socios a empresas de economía social.

Una quinta línea es la de ‘Internacionalización’ (730.000 euros), que se articula a través del programa Innpulsa Internacional. Esta medida persigue facilitar a los empresarios las herramientas y ayudas necesarias para facilitar tanto su acceso como su consolidación en mercados exteriores en las diferentes etapas del proceso.

La sexta línea está dirigida a la ‘Creación de empresas’ (400.000 euros) a través del programa de apoyo a emprendedores Emprecan Plus, que otorga una subvención a fondo perdido dirigida a cubrir los gastos de constitución y primer establecimiento de empresas, y a la adquisición de activos fijos.

La séptima se dirige a la ‘Captación de Proyectos Estratégicos’ (16,5 millones de euros) mediante la atracción de nuevos proyectos empresariales a Cantabria que supongan una inversión superior a los 2 millones de euros y la creación de un mínimo de 35 puestos de trabajo. Esta línea cuenta con dos instrumentos específicos al servicio de la captación de proyectos estratégicos, que son la participación en el capital social de la empresa y la concesión de préstamos participativos.

La octava línea, la de mayor cuantía, es la ‘Financiación a Empresas’ (50 millones de euros), cuyo fin es facilitar el acceso de pymes, micropymes y autónomos a préstamos en condiciones favorables. Aquí se encuentran los microcréditos y las líneas ICAF-BEI.

La comarca del Besaya es la protagonista de la novena línea, que contempla una ‘Actuación Singular’ en esta zona (10 millones de euros). Se articula a través de los convenios que el presidente Diego y el propio Eduardo Arasti firmaron la semana pasada en el Ministerio de Industria, el primero con la Empresa Nacional de Innovación (ENISA) para la financiación de proyectos empresariales mediante la concesión de préstamos participativos y el segundo para otros préstamos dentro del programa de Reindustrialización del Ministerio, sin límite de cuantía.

Esta financiación se dirige a pymes de cualquier sector de actividad (salvo el inmobiliario y el financiero), no requiere ni garantías ni avales, y contempla préstamos de entre 25.000 y 75.000 euros para jóvenes emprendedores, y de entre 75.000 y 1,5 millones de euros para el resto de colectivos.

Finalmente, la última línea es la de ‘Cooperación Empresarial’ (125.000 euros), que recoge acciones de apoyo y promoción a la cooperación empresarial, basadas en el método cluster, que generen sinergias y faciliten el acceso a nuevos mercados. Además del Cluster Nuclear de Cantabria, también se integra aquí el Foro de Cooperación Empresarial, un órgano concebido para promover el encuentro e interrelación entre agentes públicos y privados.

David Laguillo

https://www.cantabriadiario.com

David Laguillo (Torrelavega, 1975) es un periodista, escritor y fotógrafo español. Desde hace años ha publicado en medios de comunicación de ámbito nacional y local, tanto en publicaciones generalistas como especializadas. Como fotógrafo también ha ilustrado libros y artículos periodísticos. Más información en https://www.davidlaguillo.com/biografia