Dimisión

{xtypo_dropcap}Y{/xtypo_dropcap}a desde estas líneas, mucho antes de saberse que el nombre de Rajoy salía en los papeles de Bárcenas, habíamos pedido que el señor presidente abandonase su asiento. Motivos había, hay y habrá.

La mentira como bandera haciendo siempre lo contrario de lo que prometió es uno de los motivos más contundentes. “El IVA de los chuches, van a subir el IVA de los chuches”, esa frase congelada para siempre en la historia de la infamia, entre muchas otras que ya no tiene sentido recordar.

Pero vamos todavía más allá: incluso La Gaceta, periódico poco sospechoso de ser favorable a las “algaradas callejeras” que González Pons acusa a Rubalcaba de fomentar, ha sacado en su portada más sorpresas para Rajoy.

Billetes de viaje presuntamente regalo de la trama Gürtel, ministras que reciben regalos de la misma trama corrupta, contabilidad B, sobres, sospechosas donaciones de empresas constructoras…es todo demasiado y afecta de forma notable a la marca España como país.

Si de verdad Rajoy quiere lo mejor para España, lo que debe hacer es irse, de forma inmediata y con serenidad. No pasa nada, se convocan elecciones anticipadas y los ciudadanos, con más elementos de juicio, podrán decidir entre volver a entregar el poder a un bipartidismo que nos ahoga, o probar con otras opciones nuevas.