EA asegura que la situación en la central nuclear de Fukushima es ‘crítica’

Para la organización Ecologistas en Acción (EA) el hallazgo de plutonio en las proximidades del reactor número 3 de Fukushima muestra que la situación es ‘crítica’, ya que la contención primaria, la vasija y las vainas del combustible están dañadas. Las grandes dosis radiactivas hacen que los trabajadores trabajen en condiciones ‘extremas’, califica EA.

La situación de los reactores 2 y 3, que contiene plutonio, amenaza con ‘escaparse definitivamente de las manos’ a los operarios de la central de Fukushima. El hallazgo de plutonio, reconocido por las autoridades, muestra que ya están dañadas todas las barreras que separan la reacción nuclear del exterior. Los trabajos realizados hasta el momento han resultado claramente insuficientes y no han conseguido controlar la situación.

El edificio exterior, la contención primaria, la vasija del reactor y las vainas de los elementos combustibles están dañados. La fusión parcial del núcleo podría dar lugar a que se reiniciara la reacción nuclear haciéndola incontrolable. En este caso habría que intentar refrigerar el reactor con agua dulce y enormes cantidades de absorbentes de neutrones como el boro para intentar frenarla.

EA añade que concurre el agravante de las enormes dosis radiactivas en las proximidades del reactor, lo que obliga a los trabajadores a recibir grandes dosis y a turnarse para intentar controlar el reactor sin recibir enormes dosis radiactivas.

La organización ecologista asegura que no se tomaron medidas más contundentes desde el principio y se intentó aportar agua dulce con boro de forma directa a la vasija. Además, señalan que el agua de mar no ha sido suficiente para refrigerar los reactores 2 y 3 y la acumulación de sales que se ha producido en algunos puntos pudo dificultar la eficacia de la refrigeración.