Educación presentará el lunes su sistema de ‘Banco de Libros’

  • Serna, muy ofendido por la propuesta de intercambio de libros del PSOE

La Consejería de Educación, Cultura y Deporte del gobierno de Cantabria ha avanzado hoy que su sistema de recogida y redistribución de libros de texto entre las familias se pondrá en funcionamiento en el curso académico 2012-13.

Este sistema será presentado el próximo lunes, 3 de septiembre a los comités de directores y, a partir de esa comunicación, remitirá las instrucciones pertinentes a los centros educativos de la región.

El presidente del Gobierno, Ignacio Diego, aseguró que dado que en este momento existen modelos distintos de organización de “bancos de libros” en función de centros y municipios, este curso académico el sistema que se pone en marcha arranca con carácter experimental y se consolidará en el curso 2013-14, tras las oportunas consultas al Consejo Escolar de Cantabria, al objeto de contar con el máximo consenso posible en el diseño del modelo definitivo.

Sin embargo, el consejero de Educación Miguel Ángel Serna no ha desaprovechado la oportunidad de criticar al PSOE cántabro por lo que considera “ideas fáciles de dar por quien ha originado el gran problema reinante”.

En este sentido, Serna ha tachado de “oportunista” y “poco original” la medida que ha sido anunciada por Rosa Eva Díaz Tezanos (PSOE) y califica de “indignante” que “dos Ilustres estrellas políticas del anterior Gobierno causante de la difícil situación que sufre nuestro país y que ahora conlleva tomar decisiones muy serias al actual Ejecutivo”, se presenten en rueda de prensa para “anunciar acciones iluminadas”. “Ideas fáciles de dar por quien ha originado el gran problema reinante”, añade el consejero.

Desde la Consejería de Educación también se apunta, que el sistema de recogida y posterior distribución de los libros de texto se organizará a través de los centros educativos y no sustituirá a los sistemas que pudieran encontrarse ya en funcionamiento en algunos centros de la región, sino que los complementará.

Los “bancos de libros” que se organicen serán responsabilidad de los centros educativos y contarán con la participación de los Consejos Escolares y de las Asociaciones de Padres y Madres integradas en los mismos.