Santander

El alcalde destaca la contribución de Sixto Córdova a Santander

Se trasladan los restos de Sixto Córdova al panteón de personas ilustres

Se trasladan los restos de Sixto Córdova al panteón de personas ilustresEl alcalde de Santander, Íñigo de la Serna, destacó hoy la contribución de Sixto Córdova y Oña (1869-1956) al engrandecimiento de la ciudad, por su labor pastoral y en la investigación histórica y, sobre todo, por su trabajo en la recopilación del folclore, que le convirtió en precursor en la tarea de inventariar la tradición musical de la región.

De la Serna presidió el traslado de los restos mortales de Sixto Córdova y Oña al Panteón de Personas Ilustres del cementerio de Ciriego, cumpliendo así con la decisión aprobada por unanimidad por el pleno de la Corporación el 27 de agosto de 2009.

“Innumerables obras del folclore no se hubieran conservado de no haber existido su figura”, remarcó el alcalde, quien afirmó que “los santanderinos nos sentimos especialmente orgullos de honrar a una persona que merece, con todos los honores, estar dónde va a estar a partir de ahora”.

De la Serna ensalzó su dinamismo y amplia participación en todos los órdenes de la vida local y regional, y, en este sentido, recordó que, siendo ya un anciano, solía repetir que se consideraba un “joven crónico”. Asimismo, hizo referencia a su contribución a la compilación del folclore a través de los tres volúmenes de su “Cancionero de la provincia de Santander”, el último de los cuales salió a la luz unos meses antes de fallecer su autor.

Por su parte, Jerónimo de la Hoz, que glosó la figura del sacerdote y folclorista, en representación de la familia, le recordó como una persona amable, abierta, que despertaba simpatías, y que estuvo en contacto con los intelectuales de su época, como Pereda -de quien se reconocía discípulo-, Menéndez Pelayo, Jesús de Monasterio o Concha Espina, que fue feligresa de su parroquia, la de Santa Lucía, donde ejerció su labor pastoral durante 50 años. También hizo hincapié en su indudable labor musicológica y su destacada tarea no sólo como folclorista sino también como historiador. Los restos mortales de Sixto de Córdova y Oña fueron introducidos en el panteón de Personas Ilustres, donde ocupan ya un lugar junto al también sacerdote e historiador Jesús Carballo. Tras el depósito de los restos en el Panteón de Personas Ilustres, el coro Jorge Manrique interpretó la canción popular montañesa “Límpiate con mi pañuelo” y otra religiosa italiana: “Señor de las Cumbres”.

 

You may also like

Comments are closed.

More in:Santander