El alcalde destaca la reducción del tráfico de vehículos en la ciudad y la mejora de la fluidez de la circulación gracias a la Ronda de la Bahía

El alcalde destaca la reducción del tráfico de vehículos en la ciudad y la mejora de la fluidez de la circulación gracias a la Ronda de la Bahía

screenshot763El alcalde de Santander, Iñigo de la Serna, mostró su satisfacción por la entrada en funcionamiento del primer tramo de la Ronda de la Bahía, que a su juicio, y una vez transcurrido un breve espacio de tiempo, supondrá “importantes beneficios al tráfico en toda la ciudad”, según informó el Ayuntamiento.

De la Serna, para el que esta actuación lleva implícita un “importante cambio en la movilidad actual”, anunció, que conforme a los datos del Grupo de Investigación en Sistemas de Transportes de la Universidad de Cantabria, un total de 10.204 vehículos utilizarán diariamente esta nueva vía de comunicación.

El alcalde indicó que supondrá mayor fluidez en el tráfico rodado en la ciudad. El vial de Campogiro, que antes tenía una intensidad media diaria de 5.997 vehículos, experimentará a partir de ahora una reducción de tráfico del 70,6%, es decir unos 1.705 vehículos diarios. En Camarreal, que registraba diariamente 6.541 vehículos, la reducción será de casi del 57% . En la zona del Empalme por la que acostumbraban a circular todos los días 16.213 coches, lo harán 12.788, es decir un 21,1% menos. Jerónimo Sáinz de la Maza también reducirá la circulación habitual en un 16,4 % , pasando de los 30.938 vehículos diarios a los 25.854 a partir de la entrada en funcionamiento de este nuevo tramo de la Ronda de la Bahía. Al igual que la Avenida de Primero Mayo que pasará de 16.089 vehículos/día a 15.066 vehículos (descenso del 6,4%).

Por su parte, la carretera S 10 mejorará el tráfico de manera significativa y la reducción de vehículos en esa autovía será del 25,3%. Los 31.589 vehículos diarios se reducirán hasta 23.607 coches/día. En un 13,4% descenderá la circulación en la Avenida de Parayas, que soportaba diariamente la circulación de 39.308 vehículos y ahora serán cinco mil menos. Camilo Alonso Vega también disfrutará de los beneficios de esta actuación y el tráfico se reducirá en un 5,3%, pasando de 14.725 coches a los 13.950 vehículos al día. Otros viales de la ciudad que también experimentarán mejoras serán los de las calles Castilla y Marqués de la Hermida, que reducirán tráfico diario en un 4,5% y 2,6% respectivamente y Jesús de Monasterio y San Fernando, que también experimentarán descensos del 3,2% y 0,2 %.

A la vista de los datos de la Universidad de Cantabria se confirma la idoneidad y necesidad de esta actuación, la cual además de haber sido “permanentemente reivindicada” desde el Ayuntamiento de Santander, figura en el Plan de Movilidad Sostenible, así como la necesidad de “continuar adelante y agilizar los proyectos para mejorar otras comunicaciones y accesos a Santander”.