Cantabria

Se reduce el coeficiente catastral para el pago de impuestos relacionados con el ámbito inmobiliario

Agudo asegura que esta medida “reducirá la carga tributaria ajustando los valores fiscales a la realidad del mercado, afectado por la crisis”

El consejero de Economía y Hacienda, Ángel Agudo, y el director de la Agencia Cántabra de Administración Tributaria (ACAT), Pedro Pérez Eslava, han presentado esta mañana en rueda de prensa la actualización de los coeficientes que la administración autonómica aplica al valor catastral de los bienes inmuebles para determinar el valor de éstos a efectos fiscales.

Según ha anunciado Agudo, el Gobierno regional reducirá estos coeficientes para todos los ayuntamientos, con una bajada media del 15,73%. Como consecuencia, en 2010 “los ciudadanos de Cantabria pagarán cerca de un 16% menos en el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales, Actos Jurídicos y el de Sucesiones”.

El consejero ha subrayado que esta medida “reduce sensiblemente la carga tributaria de los ciudadanos, a través del ajuste de los valores fiscales a la realidad del mercado inmobiliario, afectado por la crisis económica”.

Agudo ha precisado que “estamos hablando de bajar la carga tributaria que soportan los ciudadanos, no como otras administraciones, que bajan los tipos, pero la carga tributaria sube, por ejemplo, por la actualización de los valores catastrales”, ha explicado Agudo. “Esas administraciones bajan los tipos, sí, pero la pregunta es si lo suficiente para compensar la subida del valor catastral”, ha declarado el consejero.

Según los datos aportados por Agudo y Pérez Eslava, ocho ayuntamientos experimentarán una bajada de los coeficientes por encima del 20% (Piélagos, Bareyo, Suances, Ruiloba, El Astillero, Marina de Cudeyo, Guriezo y Corvera de Toranzo).

Además, Pérez Eslava ha precisado que los ciudadanos de los ayuntamientos que han realizado actualizaciones de sus valores catastrales (Bareyo, Cayón y Santander) también tendrán una rebaja.

De hecho, el director de la ACAT ha precisado que, normalmente, para estos ayuntamientos se estima que el valor real a efectos tributarios es el doble del nuevo valor catastral. Sin embargo, la Agencia regional aplicará un descuento del 20%. Así, Bareyo registrará un descenso de su coeficiente del 25,06%, Santander alcanzará una bajada del 15,27% y Santa María de Cayón, del 4,39%.

Un sistema más objetivo

El consejero ha recordado que el sistema de coeficientes se puso en marcha en 2007, para superar “las polémicas que generaban los informes de los peritos que determinaban los valores de los bienes inmuebles a efectos tributarios”.

En concreto, se fija un coeficiente para cada Ayuntamiento que se multiplica por el valor catastral para determinar el valor real de mercado de ese inmueble, y es el que se tiene en cuenta a efectos tributarios.

Según ha destacado Agudo, se trata de un sistema objetivo, ya que se llega al coeficiente multiplicador, teniendo en cuenta los datos oficiales aportados por el Ministerio de Economía y Hacienda. Además, el ciudadano puede conocer este valor a través de la web de la Consejería, antes, incluso, de adquirir la vivienda.

Pérez Eslava ha precisado que, desde 2007, se ha ido perfeccionando el sistema para que el valor del inmueble a efectos tributarios se ajuste al de mercado, teniendo en cuenta las valoraciones declaradas por los ciudadanos, y las informaciones suministradas por notarios, registradores de la propiedad, tasadores, etc.

 

You may also like

Comments are closed.

More in:Cantabria