Cantabria

La Real Fábrica de Tapices da a conocer su ‘manufactura’ más contemporánea en una exposición en Santillana del Mar

Marcano inaugura, en las Casas del Águila y La Parra, la exposición ‘Hilos de Modernidad: tapices y alfombras de la Real Fábrica de Tapices’

Las técnicas tradicionales de manufactura de los tapices y alfombras se dan la mano con la creación contemporánea y las expresiones vanguardistas en la exposición ‘Hilos de modernidad: tapices y alfombras de la Real Fábrica de Tapices’, que ayer fue inaugurada por el consejero de Cultura, Turismo y Deporte, Francisco Javier López Marcano, en las Casas del Águila y La Parra de Santillana del Mar.

López Marcano estuvo acompañado del alcalde de la villa, Isidoro Rábago, y del comisario de la muestra, el historiador y conservador de la Fundación Real Fábrica de Tapices, Antonio Sama, en un acto que contó con la presencia de numerosos invitados relacionados con el mundo del arte en Cantabria.

La exposición, que podrá visitarse hasta el próximo 15 de febrero, está concebida con el objetivo de plasmar la trayectoria que la Real Fábrica de Tapices emprendió hacia su camino a la modernidad, y su intención y filosofía es la de mostrar una imagen diferente sobre la producción de tapices y alfombras de nudo, tejidos sobre bocetos y cartones gestados en los últimos cien años.

El consejero destacó ayer la “idoneidad” del espacio expositivo que representa las Casas del Águila y La Parra para una muestra de estas características: “unas casas bicentenarias y una villa como Santillana del Mar, que rezuman historicismo, son el marco perfecto para acoger esta exposición de tapices, donde arte, vanguardia, historia y tradición caminan de la mano”.

El comisario de la exposición, Antonio Sama, recordó, por su parte, el “importante” papel que desarrolló Cantabria como “puente” entre España y Europa en la exportación de lana hacia Flandes y los Países Bajos, donde se elaboraban los tapices que más tarde traerían los reyes a España.

Si bien, en la región no se conserva ningún tapiz de la época, Sama insistió en la trascendencia que tuvieron los puertos cántabros en exportación de lana y la importación de tapices.

Autores contemporáneos y maestros del tapiz

‘Hilos de Modernidad: Tapices y Alfombras de la Real Fábrica de Tapices’ cuenta con el apoyo institucional del Ministerio de Cultura, a través de la Dirección General de Bellas Artes y Bienes Culturales, y de la Consejería de Cultura, Turismo y Deporte del Gobierno de Cantabria.

Aunque la mayor parte de las piezas que componen la exposición son propiedad de la Real Fábrica de Tapices, la misma no hubiera sido posible sin las cesiones temporales de los autores de los bocetos y cartones, así como de otras cesiones institucionales procedentes de Patrimonio Nacional, el Ministerio de Cultura, el Ministerio de Asuntos Exteriores o el Museo Nacional de Artes Decorativas.

Entre las piezas expuestas, destacan dos tapices de José María Sert, uno de ellos motivado en ‘El último abencerraje’, de sabor hispánico y despliegue escenográfico. El tapiz ‘Pavo Real de Fuego’, de Joseph Domjam. También los tapices ‘Pájaro de la noche’ y ‘Encuentro’, tejidos según cartones originales de Agustín de Celis y Joaquín Vaquero Turcios, respectivamente, ganadores, en 1980, del Concurso para la realización de bocetos y cartones de artistas contemporáneos para la Real Fábrica de Tapices y que han sido cedidos temporalmente por el Ministerio de Cultura.

Sorprenden dos alfombras de Alberto Corazón, inspiradas en ‘El Día’ y ‘La Noche’, de potente cromatismo, así como la obra de la japonesa, afincada en Cuenca, Neiko Mataki, definida como una “sinfonía textil en amarillo”. También la alfombra ‘La alberca’, de Alfonso Albacete, y el tapiz ‘La cepa’, de Octavio Colis, pueden ser contemplados en esta exposición.

Es de reseñar la obra que con motivo del 25º Aniversario de la Constitución y tras la declaración como desierto de un concurso de bocetos, se encarga directamente a Guillermo Pérez Villalta (pintor, arquitecto y escultor español, integrante de la nueva figuración madrileña y uno de los pintores más representativos del posmodernismo en España –algunas fuentes le incluyen en una corriente que llaman ‘neomanierismo’–). La citada obra, cuyo boceto y tapiz también se puede contemplar en Santillana del Mar, se titula ‘Alegoría de la paz’, tributo panteísta al clasicismo mediterráneo. En la sala dedicada a Pérez Villalta, también se exhiben los tapices ‘Emblemas del amor’ y ‘Combate y destino’.

La muestra se completa con los modelos que sirvieron de inspiración a los tejedores: cartones y bocetos o serigrafías originales que fueron la base de los tapices y alfombras que se exponen, así como dos audiovisuales casi inéditos sobre el proceso de fabricación de los tapices, según bocetos de Agustín de Celis y Elena del Rivero.

You may also like

Comments are closed.

More in:Cantabria