El nacimiento de un nuevo Cabildo

La Comisión Mixta para su recuperación, aprueba el Área de Renovación Urbana para que los propietarios de viviendas puedan acogerse a importantes ayudas para su renovación

La Comisión Mixta para la Recuperación Integral del Cabildo de Arriba aprobó hoy el documento elaborado por el Ayuntamiento de Santander para solicitar la declaración de Área de Renovación Urbana (ARU) en este barrio, una actuación que supondrá una inversión de 51 millones de euros.

El concejal de Infraestructuras, Urbanismo y Vivienda, César Díaz, explicó que, tras recibir el visto bueno por parte de todos los componentes de la Comisión Mixta, la solicitud de ARU deberá ser aprobada por la Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de Santander y posteriormente dar traslado a la Consejería de Obras Públicas del Gobierno de Cantabria para que la tramite ante el Ministerio de Vivienda.

Díaz remarcó que se trata de un importante documento para el futuro del barrio, que se ha beneficiado ya de las ayudas correspondientes a las declaraciones de Área de Rehabilitación Integral (ARI) y de Área de Rehabilitación de Centro Urbano (ARCU), que han contribuido sustancialmente a mejorar las condiciones de habitabilidad del Cabildo.

Además, las obras de urbanización de todo el barrio, la implantación de conjuntos escultóricos o la construcción de equipamientos como el Espacio Joven del Ayuntamiento de Santander o la sede de la Consejería de Obras Públicas, también suponen un importante avance hacia la dinamización social y cultural de la zona.

“Ahora damos un paso más y se trataría ya no de rehabilitar sino de renovar los edificios, construyendo nuevos inmuebles que serán calificados como viviendas de protección oficial, e incluyendo un plan de realojo y retorno para las familias que deban abandonar temporalmente sus viviendas mientras se desarrollan las obras de construcción de las nuevas”, indicó el concejal.

“Hay que destacar la estrecha colaboración que en este asunto estamos manteniendo las tres administraciones y la Asociación de Vecinos”, sentenció Díaz.

De acuerdo con la memoria del ARU, el coste de esta actuación alcanzaría los 51 millones de euros, entre los costes de demolición de edificaciones, construcción de nuevos edificios, obras de urbanización, costes administrativos (licencias, seguros, redacción de proyectos, etc.), costes financieros y el plan de realojo temporal, que afectaría a 224 unidades familiares.

Aproximadamente, el 60% de este coste total está previsto que se cubra gracias a las subvenciones contempladas una vez que se apruebe definitivamente el ARU.
“Desde el Ayuntamiento de Santander seguimos trabajando para que el Cabildo siga mejorando en todos los aspectos, para procurar una mejora en la calidad de vida de sus vecinos, y para que sea un barrio no sólo con un pasado histórico de gran calado sino con un futuro prometedor”, remarcó Díaz.